calidad de los articulos

domingo, 29 de mayo de 2011

LA CONCIENCIA

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA
video

LA CONCIENCIA

Cuando  leía un cuento leí (válgame el pleonasmo) que en un mundo donde están las cosas pero no están, existe un lago, pero no está; entonces, me puse a pensar , que esto era una locura; pero luego leyendo mitología para niños, pensé al leer que la conciencia es la que hace que existan las cosas.

Y eso es cierto las cosas existen y están ahí a la mano de los hombres, pero hasta que ellos toman en cuenta porque pare ellos no existe; y es la conciencia de lo que le rodea y se dan cuenta de que existe es cuando de verdad surgen; una rama, una roca, una flor, una gusano, un ave un pez existen y viven en la naturaleza alrededor de las personas pero no son consideradas hasta que surge la conciencia de que existen.

Un universitario, estudia la ciencia, la naturaleza las cosas, un filosofo la naturaleza de las cosas; un ingeniero estudia directamente las cosas para transformarlas o utilizarlas en sus producciones; el ingeniero toma conciencia de todo lo que compone, es parte , forma y complemento de las cosas, para saber usarlas.

Y aquí es donde entra el maestro que es el encargado de buscar aquello que despierta la conciencia de las cosas; de lo primero que hay que tomar conciencia es sobre la misma persona, quien soy, para que estoy aquí, a donde voy, entre otras cosas.

 Primero diremos que conciencia es un concepto ambiguo, pero en educación se refiere a aquello que puede  que permite la interactuación, interpretación y asociación con los estímulos externos, denominados realidad. La conciencia requiere del uso de los sentidos como medio de conectividad entre los estímulos externos y sus asociaciones, a lo que podemos agregar el manejo interno del sujeto que modifica y adapta la realidad sus propias perspectivas. Esto se refiere a la propia construcción de la realidad por parte de los sujetos, que modifican y adaptan esta a su favor o en contra.

Existen dudas sobre el origen de la conciencia, pero las personas toman diferente conciencia de la realidad; convirtiendo esta en varias realidades, esto es una interpretación diferente de un mismo hecho; la manera en que la describa y trasmita depende de la interacción que tenga con otros y de cómo los otros acepten esa realidad.

La conciencia personal o colectiva es la que la que ha de considerar el hecho y aceptarlo como una realidad  cualquier dicho, la “sociedad” lo someterá a un juicio y este aceptara total o parcialmente lo expuesto y lo hará parte de la conciencia, con sus consabidas dudas, pero lo cierto siempre será que para que algo se acepte o rechace tiene que hacerse parte de la conciencia personal/colectiva.

Entonces volviendo al papel del maestro diremos que su papel esta en hacer ciudadanos receptivos a esta conciencia, ciudadanos que conozcan y sepan manejar su idoma y otro y otros alternos, que sepan traducir a diversos lenguajes sus observaciones , sentimientos y cultura, que se identifique con las cosas que existen en la naturaleza, que tomen conciencia de estas cosas y les pongan nombre como puede ser agua, humedad, diatermancia, estado de cataléptico, estado de equilibrio, que identifiquen las cosas en su estado natural y las respete; en sí que tome conciencia de su medio ambiente y lo respete, que tome conciencia de las cosas vivas y no vivas que existen a su alrededor  de las relaciones que se establece con ellas en este mundo para que las cuide y las respete, para que las considere e sus decisiones.

Es al maestro a quien le corresponde establecer en si y en los demás la idea de que la conciencia es un acto específico de la mente, aplicando su conocimiento a una situación, hecho o fenómeno concreto. Aceptando que la mente depende de los principios que conoce para decidir (papel de la familia, del maestro y de la sociedad). Estos principios se conocen o por la luz de la razón natural o por la fe divina. Aceptando que la conciencia no produce estos principios; los acepta. La conciencia ni determina los principios ni los juzga; estos como diría  Sócrates “Dios los ha inscrito en su corazón para que los utilice como premisa”. Aceptando que todos poseen una conciencia por la razón natural y son responsables de actuar según sus luces. 

            Entonces maestros seamos los seres que estimulemos el nacimiento de la conciencia entre nuestros alumnos, compañeros y padres de familia.
Páginas consultadas
Publicar un comentario