calidad de los articulos

lunes, 26 de febrero de 2018

UN GOBIERNO CON PRINCIPIOS MORALES DIFERENTES A LOS DE SU POBLACION

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA


UN GOBIERNO CON PRINCIPIOS MORALES DIFERENTES A LOS DE SU POBLACION
                Savater en su libro ética para amador nos habla sobre el desarrollo moral y la manera en que se fomenta esta capacidad en los sujetos para relacionarse con otras personas.
                Para muchos núcleos sociales en especial los familiares se desea educar a sus miembros más jóvenes para que estos tengan valores morales; ya que la moral es parte fundamental en el desarrollo social de los grupos humanos; pues esto es la esencia de la funcionalidad del ser humano en la sociedad.
                La moral humana se entiende como la comprensión de la diferencia entre el bien y el mal como la esencia del desarrollo humano, para la convivencia en la sociedad. Entonces su importancia se presenta o manifiesta cuando el desarrollo moral de un servidor público para relacionarse con las personas a las que sirve o convive con el poder.
                Desgraciadamente las experiencias  que dan forma a la manera en que se da la comprensión moral en las autoridades no se desarrolla equitativamente a la función que desempeñan en la sociedad; las conductas de los policías, presidentes municipales, diputados y senadores demuestran su poca preparación y desarrollo moral que supera en muy poco el desarrollo innato del individuo; ya que en poco se desarrolla en el intercambio con los demás; las cuales se espera que crezcan para la comprensión de las perspectivas morales de los demás.
                El desarrollo moral del servidor público se deriva de sus capacidades para la toma de decisiones; mismas que sedan de manera lineal y en muy poco en forma horizontal; lo que muestra que la guía; se da más por supervivencia que por desarrollo y comprensión de la función.
                Es así que el desarrollo moral se da desde una perspectiva integral de dominio sobre el otro; un paternalismo de castigo que solo reconoce los elementos morales convencionales y convenientes a la persona que ejerce la autoridad; negando a los otros este privilegio a diferentes niveles y grados.
                Los niveles y estándares de moralidad varían de autoridad a autoridad y cada uno los ejerce en su propio feudo; los mismos que se ven definidos por la religión de cada persona, su cultura y la localidad en la que ejerce el poder; pero los principios morales universales no existen de manera que el respeto y el honor va de una a otra valorización dependiendo de quien la ejerce e interpreta.
                La prueba de la incoherencia moral entre el gobierno y la sociedad actualmente se da en las acciones de engaño, robo, desprotección, abuso, explotación, enajenación, secuestro, esclavitud y engaño al que se somete a los pobladores con acciones que mellan la confianza entre gobierno y pueblo.
Publicar un comentario