calidad de los articulos

lunes, 16 de octubre de 2017

¿CUÁNTO VALE LA DIGNIDAD DE UNA PERSONA?

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA



¿CUÁNTO VALE LA DIGNIDAD DE UNA PERSONA?
Firmes y dignos
Gladiador.
Existe una gran cantidad de personas que se pasan comprando la dignidad de los otros; algunas de ellas a buen precio, pero otros les son entregadas de manera gratuita; los que no saben que la tienen, los enajenados y alineados; son personas que tienen la dignidad por el suelo, por tanto la misma esta tan estropeada pan pisoteada que se paga muy poco por ella.
Se podría decir que ya no existe la dignidad por la gran cantidad de personas que desfilan día a día ante nuestros ojos; pero también se observa que existe en algunas personas las cuales la llevan muy en alto; otras las cuales la guardan y solo surge cuando tienen necesidad de ella. Y aunque son contados el número de personas dignas; hay quienes recogen su dignidad, tan pisoteada y maltratada y la recuperan para enarbolarla ante todos.
El chavo del ocho vendía su dignidad por una torta de jamón; don Ramón siempre la tenía guardada t la enarbolaba ante doña Florinda, el Profesor Jirafales i el Sr. Barriga.
Y es que, él se sabía digno por ser un ser humano dotado de racionalidad, libertad; sin depender de ningún tipo de condicionamiento; étnico de sexo o de condición social y no vendía su dignidad por ninguna razón o motivo. Y aunque en apariencia la arrastraba; la verdad es que resurgía como el ave fénix de sus cenizas.
Si acudimos a la historia para encontrar el concepto de dignidad; pasaremos a conocer el derecho romano en Europa; o en Mesoamérica la cultura tolteca; las cuales concebían en ellas y su trato con los demás al considerarse como individuos dignos libres y responsables de sus actos ante la sociedad (su propio pueblo); al ocupar un lugar central ante otras culturas.
Un personaje guarda en su conducta ciertos patrones que le hacen digno ante otros; un docente se hace digno ante sus alumnos y padres de familia; ante la sociedad. Un político, un sacerdote, un doctor, un licenciado, un ingeniero y hasta la misma muerte se guarda su dignidad.
La misma constitución  mexicana y otras leyes guardan el concepto de dignidad entre los hombres y las mujeres, los miembros de una sociedad y una familia; Juárez el gran prócer, nos remarca el respeto entre las naciones y la manera de guardar la dignidad.
Y si bien sabemos, que esta dignidad es un valor que desarrolla cada persona en su trato con los demás; y además en un valor inherente al ser humano por ser un ser racional libre y creativo capaz de moldear, mejorar, cambiar la vida propia y de las personas al ejercer su libertad por medio de la toma de decisiones; el respeto y la estima propia y a los otros. ¿Por qué existe ese empeño en sobajar su propia dignidad y la de los otros, en favor de quien le pisotea, le engaña y le roba su futuro?

Convendría sentarnos y revisar en cuanto estamos vendiendo nuestra dignidad; o por lo menos a quien se la estamos regalando; porque ya he conocido a más de un arrastrado; que ofrece su propia dignidad la de su esposa, hijos y amigos en pos de un beneficio que nunca llega a cuajarse; y que destroza su futuro, el de su familia y el de las otras familias de su comunidad.
-          Yo, me puedo considerar un mexicano digno - ¿Quién mas se puede unir a este grupo?

Publicar un comentario