calidad de los articulos

martes, 11 de julio de 2017

LO TONTO QUE ES ATOSIGAR A LOS DOCENTES CON EXAMENES, TALLERES Y CURSOS; PARA HACERLOS RENUNCIAR.

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA


LO TONTO QUE ES ATOSIGAR A LOS DOCENTES CON EXAMENES, TALLERES Y CURSOS; PARA HACERLOS RENUNCIAR.
Existen talleres y cursos para maestros todos los años; y todo el año, talleres de carrera magisterial cursos de internet propuestos por la SEP, UVM, TEC. DE MONTERREY; y por su puesto los cursos que imparten los Centros de Maestros; y ahora nos sale nuestro flamante Secretario de Educación Pública; conque no habrá receso para los maestros y los docentes que se de dicaran a los alumnos con retraso académico o en situación de riesgo; pero también nos anuncia que los docentes que no se han titulado “como maestros” podrán hacerlo; existen los cursos de CENEVAL, por medio de los cuales haces un examen y un proyecto y te titulan como maestro; en mis tiempos como coordinador académico, apoye a varios maestros para que se titularan, por medio de esta modalidad; así que la propuesta y el comentario están de más cuando la mayoría de los docentes conoce esta forma y modalidades; así como la mayoría asiste a los Centros de maestros; entonces lo que se ve es una artero ataque al docente, para justificar tontamente lo injustificable; la pregunta es ¿^Quien juega al tonto? Los medios o los docentes.
Porque no dicen que en realidad, lo que se quiere es politizar el trabajo del docente, para privatizar la educación; y si el maestro no defiende lo suyo; entonces, está condenado a perderlo.
El rendimiento académico del docente, es lo de menos para el sistema, se sigue atosigando al docente minimizando sus avances académicos y sobre todo menospreciando su papel; lo importante es como se defienda el docente y como demuestre su valía; la parte del pueblo ya está hecha, pues el mismo reconoce el papel de sus maestros en la comunidad y el papel del docente a nivel nacional.
Maestros, sigan sufriendo de ese atosigamiento para que sus plazas que se pierdan valgan más para los futuros comparadores, que contratarán a otros o a ustedes mismos con menores ingresos y con más formas sofisticadas de explotación; pero no lloren mañana lo que no saben defender hoy. Tal como refiere la maestra Leticia. G.P que si el docente no sabe defender sus derechos hoy, mañana no tiene por qué estar llorando.
Publicar un comentario