calidad de los articulos

lunes, 19 de junio de 2017

¿QUIÉN EDUCA PARA LA DEMOCRACIA?

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA


¿QUIÉN EDUCA PARA LA DEMOCRACIA?
¿Quién de los que estamos aquí, no ha oído  sobre la democracia? Nos atiborran una, tras otra vez que la democracia es el gobierno del pueblo para el pueblo, tenemos algunos visos en la escuela, sobre la idea de democracia que no pasa de su superficie; siempre una tras otra vez seguimos las indicaciones de otro y de manera  vertical repetimos los esquemas dando órdenes, recibiendo órdenes y nunca dialogando.
Todos los individuos se encuentran y han encontrado en situaciones que le llevan a límites y a la toma de decisiones; hechos o fenómenos que limitan su capacidad de acción independiente y se ven rebasados por el número de los apáticos o de los enajenados o alineados; pero sin olvidar que estos no son fenómenos infranqueables. En  ese momento cuando se sabe que no estamos educados para la democracia; ya que se toma conciencia de que estas dimensiones históricas son parte de una realidad determinada; que condicionada por la política de los hombres se maniquea en favor de un grupo u otro; tal como se describe en el libro 1984 de G. Orwell; dimensiones históricas que son en su conjunto de temas en interacción constituye el universo temático de la época.
·         a este universo de temas que dialécticamente se contradicen, los hombres toman sus posiciones, también contradictorias, realizando tareas unos en favor de la mantención de las estructuras, otros en favor del cambio.
·         Los temas se encuentran encubiertos por las “situaciones límites” que se presentan a los hombres como si fuesen determinantes históricas, aplastantes, frente a los cuales no cabe otra alternativa, sino adaptarse a ellas.
De este modo tomamos conciencia de que no se nos ha educado para la democracia, ni para la toma conciente de decisiones sino que se nos ha enajenado una y otra vez durante nuestra vida; además de que hemos vivido acompañados de alineados que por favores, por pequeñas dadivas o por vil servilismo se entregan al los dirigentes del sistema en cuerpo y alma aunque no reciban nada a cambio.
En la escuela quien puede dar lo que no tiene; el docente no fue educado ni sabe lo que es vivir en democracia, como puede enseñar lo que no conoce; además los alineados en el sistema se encargan de obstruir los avances democráticos de los docentes en este caso. El individuo no puede actuar solo; debe aliarse con otros individuos y empezar a ejercer su democracia, y en grupo influenciar a otros grupos para este ejercicio que requiere fuerza, voluntad, empatía y valores.
La democracia se practica y así se convierte en un sistema que permite organizar un conjunto de individuos, en el cual el poder no radica en una sola persona sino que se distribuye entre todos los miembros de este conjunto. Por lo tanto, las decisiones se toman según la opinión de la mayoría de estos miembros.
Si, ya quedo claro que la democracia no es nada más una forma de gobierno, sino un estilo de vida.
·         Una forma de vivir y comportarse a la que sólo se llega por un proceso de maduración y autoconciencia.

Esto implica para el individuo:
a)       tomar conciencia de un gran sentido de responsabilidad que adquiere y una decisión, constantemente renovada, de sacrificarse por el bien común.
b)      Un gran valor para defender --aun con la vida misma-- la libertad y la justicia.
c)       Supone una actitud de crítica y de inconformidad y una permanente lucha por el derecho, pero sin violencias ni excesos. Lo que importa es la constancia.
A más de 70 años se ha observado una y otra vez que la democracia como tal no se encuentra en nuestro país y que el concepto de democracia a la mexicana deja mucho que desear; México si es un país democrático, pero esta democracia se aprende en la calle , no es organizada ni sistematizada; y no es parte del sistema educativo; porque en México, no hay quien eduque en democracia.

Publicar un comentario