calidad de los articulos

sábado, 24 de junio de 2017

LA MENTALIDAD DEL DOCENTE

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA



La mentalidad del docente
Si la formación de nuestras maestras y maestros no ha sido la adecuada a los tiempos modernos y durante años se ha repetido una y otra vez el mismo error. ¿Por qué esperar que de un momento a otro o una reforma a otra cambie su mentalidad?, recordemos que esta mentalidad ha prevalecido durante más de 50 años y siempre se ha visto infiltrada de tradicionalismo.
                El reto más importante para el docente esta en cambiar esta mentalidad y mejorar su calidad humana. El cambio en lo referente a su ser maestro, a su esencia como educador; en los tiempos presentes los retos que trae la globalización proyectan actuaciones que reclaman habilidades y destrezas que rompen con la tradición como es el manejo de las TIC’e; actualización permanente de saberes, pertenecer a una comunidad del conocimiento, ser un gran escritos, ser un gran lector; y ser siempre el primero en actuar de distinta manera a lo cotidiano, de lo contrario nuestras soluciones dejaran mucho que desear.
                La mentalidad del docente del siglo XXI exige que este sea solidario, activo y participativo dentro de su comunidad de trabajo, dentro de su comunidad docente y sobre todo dentro del aula. Porque los verdaderos cambios no se encuentran en los programas de la OCDE, de los comerciantes, los políticos o los gobernantes mediáticos; los verdaderos cambios están en la mano de los maestros; es obligación del docente y de sus autoridades educativas, desterrar la pasividad de nuestras escuelas, porque ha servido para que muchos se aprovechen de ella para su beneficio personal.
                Tal vez, el rasgo más importante en el verdadero docente este en su amor por el magisterio lo cual se traduce en acciones encaminadas a conseguir el bienestar general de los que llegar a ser sus educandos; de los cuales los más necesitados obtienen los beneficios de un trabajo constante que les lleve a lograr en el futuro un trabajo productivo. Pero para ello desde su curul el maestro ha de crear las condiciones adecuadas para que se pueda incorporar a la sociedad estas metas.
El deseo de ayudar a los demás no es suficiente es necesario prepararse, responsabilizarse, sugerir cambios y participar en ellos. Javier Alejandro Piña que fue mi maestro en la escuela de educación especial en la especialidad de Audición y Lenguaje, era muy claro el decir que cobráramos lo que consideráramos para la atención a nuestros pacientes pero que esta atención fuese una atención de suma calidad.
Considero que conviene incluir en estas elucubraciones la manera en    que se organiza la escuela y hace sentir al maestro ante su organización, desarrollo y producción; donde el maestro trabajando en la comunidad demuestra su producto en un cambio efectivo; el maestro estará siempre disponible en una asociación civil con productos innovadores con experiencias que eleven el nivel de las escuelas, mismas que brindaran al docente y a la comunidad un trabajo académico a niveles universitarios.
Toca a los docentes entonces encontrar los mecanismos de mejora y de cambio de esta mentalidad en todo lo relacionado a la función docente.

Publicar un comentario