calidad de los articulos

jueves, 17 de marzo de 2016

LA FORMACIÓN INICIAL DE LOS DOCENTES

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA

LA FORMACIÓN INICIAL DE LOS DOCENTES
En todas las regiones del país se observan diferentes grados de insatisfacción en la formación inicial de los docentes; de parte de los mismos docentes, los padres de familia, los alumnos y las autoridades educativas. Pensando en ello, no sé si también se decía lo mismo cuando me forme como docente allá por la década de los setenta. Si bien es cierto que de manera personal me siento insatisfecho, de mi formación y de mis actitudes como docente; al trabajar con los practicantes y al ser coordinador en un Centro de Maestros por más de 10 años; asesor docente por otros cinco más; a veces presiento que no estaba ni estoy tan equivocado.
                Y es que la disparidad en la formación de los docentes y las exigencias de la actividad profesional en los tiempos pasados y los actuales siempre se debían satisfacer; en mis tiempos como estudiante Normalista se improvisaban docentes para trabajar las asignaturas; se hacían parches con maestros que iban a los cursos intensivos los sábados y los domingos por un poco más de doce horas y trabajaban la normal con nosotros; tuve maestros de física, matemáticas; estética parientes de alguna de las autoridades educativas u otro docente; maestros improvisados, amigos de cantina los cuales buenamente trataban de trabajar con los jóvenes que éramos en esos tiempos; la escuela normal cumplía; aunque no como debía lo siguiente:
·         Los docentes no siempre dominaban la disciplina que enseñaban; aprendían junto con nosotros; su principal error es que no se bajaban de su nube; y no comprendían que ambos podíamos alcanzar niveles superiores a lo que demandaba el programa del normalista
·         Su conocimiento sobre estrategias didácticas era casi nulo; pues en no pocas ocasiones, quedo de manifiesto esta situación; y los docentes con experiencia y conocimiento de esas habilidades y estrategias didácticas en muy poco apoyaban a sus compañeros, pues si se reunían era para ir a un bar a cotorrear.
·         No se establecía en todos ellos el sentido del colegiado por lo que su interés en el aprendizaje permanente solo se enmarcaba en algunos de ellos; podría mencionar algunos, pero por respeto a los otros maestros con los que aprendí no los mencionare.
·         Su capacidad para lograr que trabajáramos en equipo fue la parte más eficiente que lograron con los estudiantes; pero su error consistió en que solo uno de ellos; por su función y ganas de trabajar se conjunto en un equipo con los alumnos; y este fue un jovencito maestro de educación física; el cual cuan pronto pudieron los otros  maestros  de la normal deshacerse de él lo hicieron.
·         Desgraciadamente el lobo de un maestro es otro; y no en pocas ocasiones en esta última década lo hemos comprobado; porque todavía a muchos se les olvida; que no hay docentes de primera, o segunda; todos son docentes; y la calidad de su trabajo va en torno a las demandas del sistema. Y si el sistema no manifiesta calidad; no demanda la misma
Pensemos en el maestro como un servidor social; un servidor público; por lo tanto su formación habrá de estar estrechamente ligada al conocimiento y desarrollo progresivo de una formación para el servicio a la sociedad.
Cuantos servidores públicos se han conocido en la actualidad que actúan impunemente robando, engañando, estafando y violando leyes y mujeres; para luego ser ejemplo para las nuevas generaciones de servidores. Es más cuando entran al servicio a muchos de ellos y ellas se les pide la entrada; cuando interino tenía que estar a la hora y el día en que se me solicitaba; no tenía derechos sindicales, ni de salud; el trabajo no era seguro pues este dependía del contentillo del director o supervisor; mismos que en no pocas ocasiones abusando de su puesto solicitaban favores especiales a las maestras y una que otra ocasión a los maestros.
                    i.            Lo que se requiere en formación  docente una formación (válgame la redundancia) para el servicio público; sin entrampes, ni corrupciones.
                   ii.            Erigir un sistema unificado de formación para docentes; que se realice en 2 o tres fases, una inicial, una continua y una final; donde la experiencia sea finalmente compartida con las nuevas generaciones; esto es que al final de la carrera  en el rendimiento de cuentas los docentes más distinguidos pases a las filas de la Normal básica a su rendimiento de cuentas; formando nuevos docentes.
                 iii.            El docente en formación ha de asociar los nuevos conocimientos con las estrategias necesarias para lograr los aprendizajes; en un proceso de investigación acción. Estas actividades fortalecen la voluntad del docente en formación; pues les obliga a buscar algunas estrategias pedagógicas para afianzar sus propósitos educativos.
                 iv.            Reforzar el lugar que ocupa la práctica docente en el estudiante normalista a través del manejo del método científico- pedagógico mismo que da un lugar prioritario a la solución de problemas.
                  v.            Hacer del docente un servidor todo camino, para que no encuentre limitantes en el cumplimiento de su labor educativa.
                 vi.            Desarrollar en lo docentes las competencias básicas para un aprendizaje permanente; un saber hacer con conocimiento, un saber ser como miembro de una sociedad y de un grupo educativo y un saber convivir con su comunidad.
La formación para el servicio docente inicial le ha de ayudar a dominar conceptos y conocimientos temáticos y las capacidades pedagógicas suficientes para poder incorporar las actitudes necesarias para incorporar los cambios que se dan en la sociedad, en la cultura y en sus relaciones personales al proceso de ser y hacerse maestro. Como son:
1.       El trabajo en colegiado: la formación de actitudes favorables a la cooperación el dialogo con los colegas y el personal administrativo, alumnos, padres de familia y comunidad.
2.       La innovación y la experimentación; el desarrollo del espíritu científico,, una formación en métodos de investigación, participación activa en la planeación y evaluación del programa educativo y formativo de él como futuro docente.
3.       El respeto a los demás; al orden jerárquico, a la firme y libre expresión de las ideas, al rechazo a la violencia, a la intolerancia y a la corrupción.
4.       Respeto a la diversidad cultural; por lo tanto ha de aprender a trabajar en un ambiente intercultural.
5.       Aprender a atender a los alumnos en situación de riesgo; apoyándoles en tareas y cursos extra clase.
Considerar que la formación inicial de los futuros docentes ha de responder a las necesidades tanto nacionales como a las locales esto es aprender a trabajar con las comunidades en las cuales reside la escuela donde laboran; esto es hacer una Normal de puertas abiertas a la comunidad deseosa de aprender.
  The corzo.





Publicar un comentario