calidad de los articulos

jueves, 17 de marzo de 2016

LA FORMACIÓN CONTINUA O FORMACIÓN EN EL SERVICIO

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA


LA FORMACIÓN CONTINUA O FORMACIÓN EN EL SERVICIO
                No importa la forma en que se le quiera llamar es una obligación del trabajador educativo estar actualizándose constantemente; superando su licenciatura a una maestría; su maestría aun doctorado etcétera, etcétera. Y a su vez es obligación del patrón estar actualizando al docente con cursos y talleres que le orienten a desarrollar su trabajo conforme a las demanda del patrón; que en la mayoría de los estados mexicanos es la SEP; entonces si falla el docente es la Secretaria de Educación Pública la que está fallando; si la SEP descalifica a las normales, es la SEP la que falla; y esto es porque tanto la formación continua, como la inicial de particulares y publica depende directamente de la Secretaria de Educación Pública la cual es la que diseño proyectos y perfiles de formación inicial y continua de los docentes que están a su servicio. Si bien los docentes que egresan con una licenciatura en educación, de manera autogestora inician los estudias para el desarrollo de una maestría están cumpliendo con la parte que les corresponde; porque el empresario ha de capacitarle a su vez con la parte que explique cómo desea que se realice el servicio docente; estableciendo cursos de mejora continua.
                Los diagnósticos desarrollados por el INEE; no dejan muy en claro, el saber, si los maestros que se evalúan; tienen o no estudios superiores a la licenciatura; si ya ostentan una maestría o un doctorado. Lo que puedo comentar que antes de jubilarme observe por lo menos  cinco grupos de docentes que cursaban la maestría; otros dos que cursaban el doctorado; esto sin contar que tomaban cursos estatales y cursos nacionales. Entonces ha de figurar esta información en el diagnóstico para que se permita quienes y,  a que profundidad requieren de una formación continúa para el servicio.
                La formación continua para el servicio docente es una obligación del estado o del patrón para sus trabajadores y del estado para aquellas escuelas particulares que también requieren estar a tono con la educación nacional. Entonces es al estado mexicano al que le corresponde que se adopten las formulas convenientes para dar un equilibrio a la formación de su planta docente y a la educación particular.
Desde la década de los noventa de manera sistematizada se han venido trabajando los cursos estatales, los cursos nacionales; como un proceso de formación continua y el que ha fallado es el estado; el INEE ha descalificado a los docentes; pero no es a ellos a los que debe descalificar; sino a la Secretaria de Educación Publica como representante del estado que no ha sabido capacitar ni hacer que se capacite sus personal; que no ha hecho la tarea de saber quién y quienes tienen los estudios de maestría y doctorado de manera autogestiva. Y quienes a través del tiempo han cumplido satisfactoriamente con sus cursos estatales; la corrupción y la mala política han permitido que se envicie el proceso de formación docente y si se han entregado créditos a quien no los merece es el mismo estado quien lo ha permitido. Y si hay que  dar garrotes y zanahorias  a uno y a otro; es al docente que continuamente se está formando al que le corresponden las zanahorias y los garrotazos a las autoridades educativas que se han corrompido al paso de los años.
A los políticos de la SEP se les ha olvidado que toda política de formación pedagógica o formación para el servicio docente debe garantizar un mínimo de posibilidades de formación a todos los docentes:
1.- parte del estado
2.- de manera personal o autogestiva
Para que una vez hecho esto se puedan repartir garrotes y zanahorias.  Esto viene porque a nuestros líderes políticos  se les olvida que la formación para el servicio docente ha de gestarse en  los centros educativos en colegiado y con la participación de los docentes y aunque el acuerdo 516 y 517 dejan muy en claro esta situación, los mismos encargados de garantizar la propuesta parece ser que son lo que la hacen a un lado.
Entonces los que han de autoformarse para el servicio docente son los docentes que laboran en las instituciones y es que el programa educativo es el que rige las acciones a realizar y no la escuela ni la comunidad y si es que hay una falla, esta recae sobre la SEOP, por su falta de previsión y organización.
La SEP debe
A.      Prestar especial atención a los docentes que se inician en la carrera ya que sus puestos y funciones actuales se reflejaran en su futura formación y efectividad en el desarrollo de su trabajo en la escuela a futuro.
B.      Habrá de establecer sistemas de tutoría y de acompañamiento en su ejercicio de la profesión que vayan acorde a sus necesidades formativas;
C.      Lograr el establecimiento de mecanismos mediante los cuales la formación inicial interactúe en los servicios educativos que desarrolla la escuela
D.      Habrá de re entenderse la escuela como un espacio de puertas abiertas en donde padres de familia acuden a realizar otros actividades o talleres, en los cuales se interrelaciones con los y las docentes.
E.       La formación docente inicial y continua debe desarrollarse con un apoyo profesional otorgado por docente de amplia y reconocida experiencia, así como universidades y politécnicos cercanos a las instituciones
F.       Una vez egresados de la formación inicial, los docentes habrán de ser atendidos como una prioridad particular por colegas que tengan  experiencia en el servicio y aprendan a participar activamente en la formación  de los mismos docentes en el servicio.
G.     El estado mexicano habrá de concebir y desarrollar programas que tiendan a familiarizar a los servidores educativos con los resultados de la formación inicial y permanente en donde cada año se planee y se evalué la formación y los resultados de cada uno de los que en ella participan; haciendo a un lado corruptelas y amiguismos que solo han dado al traste con el sistema educativo.
H.      Desarrollar acciones de asistencia auxiliar a aquellos docentes que requieran un servicio más específico ante su rezago formativo con investigadores y científicos universitarios a fin de asegurar su actualización.
La educación es un servicio que se da a la sociedad y el servidor educativo es garante de la calidad de esa educación; por tanto es al estado  a través de la SEP al que le corresponde vigilar que se cumpla propiamente este servicio que se da la sociedad.
The corzo
Publicar un comentario