calidad de los articulos

martes, 7 de enero de 2014

EL ALUMNO Y LA FORMACIÓN DE UNA ACTITUD HACIA EL APRENDIZAJE

ESTAR ACTUALIZADO CADA DÍA


EL ALUMNO Y LA FORMACIÓN DE UNA ACTITUD HACIA EL APRENDIZAJE
                Una de las funciones de la escuela es desarrollar en el alumno una actitud para el aprendizaje; reconociendo en ello que el alumno no es una tabla rasa; pero si un aprendiz permanente, que requiere de construir herramientas intelectuales para aprender a aprender.
                Si bien, es muy cierto que la escuela tradicional distorsiono el proceso escolar de aprendizaje puntualizando que el alumno debía someterse a un proceso de enseñanza aprendizaje mecanista la escuela del siglo XXI trata de reincorporar la humanización del aprendizaje en el proceso.
                La escuela del siglo XXI considera que el ser humano está íntegramente relacionado en todo aquello en lo que interviene de manera que en cada tarea resuelta o no existe o existió un conflicto psicológico en el alumno de manera individual o grupal según sea el caso; puesto que el conocimiento del aprendizaje esperado puntualiza los propósitos logrados con los que hay que lograr. Tanto que los conocimientos alcanzados promueven cambios en el pensamiento de los alumnos, pero además el poder interrelacionarse con sus semejantes ofrece al alumno la oportunidad de desarrollar habilidades del pensamiento alternas y que le ayuden a la convivencia entre iguales; entonces el aprendizaje modifica el objeto u al sujeto.
                El aprendizaje que se logra en estos términos modifica la comprensión del objeto de aprendizaje y las formas que tiene el sujeto de acercarse al mismo y manipularlo; parafraseando las palabras de Galileo Galilei.
                Entendiendo que la contra parte de este aprendizaje ante un impedimento, déficit o distorsión es al mismo tiempo un trastorno en el conocimiento del objeto y en la personalidad del sujeto; por tanto la escuela y el docente se ven comprometidos con su trabajo a lograr el desarrollo integral del sujeto , con estrategias que le acerquen lo más posible a la realidad; con el desarrollo de herramientas intelectuales que le apoyen a la comprensión del conocimiento, la comunicación y exploración de todos los campos del saber; mismas que se ven plasmadas en  el perfil de egreso de educación básica y quedan puntualizadas en las competencias para la vida.
                La formación de la actitud hacia el aprendizaje queda en manos de los docentes y de la escuela; lo que viene a quedar implícito en los principios pedagógicos; que se explican en el plan de estudios 2011. Educación Básica. De esta forma el alumno en lo individual o en lo grupal llega a vincularse con los aprendizajes esperados y con el aprendizaje permanente; con el aprender a hacer con conocimiento y con el hacer con conocimiento de lo que se hace.

BIBLIOGRAFIA
·         Método experimental para principiantes. Fedérico Arana. Editorial Joaquín Mortiz. Tercera edición 1976.
·         Dialogo e interacción en el proceso pedagógico. Antología preparada por Alicia Molina. Ediciones el caballito. SEP cultura. México 1985.
·         A-Z revista de educación y cultura. Punto de partida. Secretaria de Educación de Nuevo León.  Septiembre de 2007.
·         Plan de Estudios 2011.Educación Básica. SEP. México 2011
·         Los grandes educadores mexicanos del siglo XX. Vicente Fuentes Díaz; Alberto Morales Jiménez. Editorial Magisterio “Benito Juárez” México 1993
·         La adquisición de la lectura y la escritura en la escuela primaria (lecturas). Programa Nacional de Actualización Permanente. Secretaria de Educación Pública. México 2001


Publicar un comentario