calidad de los articulos

domingo, 19 de enero de 2014

CULTURA GENERAL PARA MAESTROS: SER HIJO DE LA CHINGADA O SER HIJO DE PUTA

ESTAR ACTUALIZADO CADA DÍA




CULTURA GENERAL PARA MAESTROS:
SER HIJO DE LA CHINGADA  O SER HIJO DE PUTA
                Conforme a lo descrito por el escritor Octavio Paz sobre lo que  es el verbo chingar  y dentro de esta connotación el ser un hijo de la chingada; es ser hijo de una mujer violada; que carga en su vida y en la de sus hijos el síndrome de haber sido forzada y poseída tanto física como psicológicamente contra su voluntad.
                La posición de aquel que se chinga a una mujer es la de abusivo, la de demostrar que se es egoísta, mitómano y con poco interés por la mujer y por el producto que de  ella emane. El estar chingado una dos otras mujeres contra su voluntad es un abuso de la fuérzalo lo que trae como consecuencia, que esta mujer y sus hijos se vuelvan solitarios, sufridos y sumisos; pero también tienen su contraparte; pues estar constantemente en situación de abuso; le hace estar reprimidos; manifestar sentimientos de rebeldía a esta situación y ser peleoneros con otros más débiles o en igual situación. El problema del esquema es que este mismo se repite; dentro de una cadena.
                Si examinamos detenidamente un hijo de puta, dentro de su connotación sabe que su madre se vende, que hace negocio con su cuerpo y por medio del oficio que realiza obtiene beneficios  y riqueza; las damas de compañía, las edecanes; como la que  contrato el IFE , en el año 2012.
                Que son personas que  mientras tienen atractivo  encontraran  hombres y mujeres  dispuestos a pagar lo que piden tienen varios beneficios; escogen a sus clientes y el que quiere estar con ellas; paga lo que se pide; los hijos de las mismas; aprenden de esto; buscan estrategias de enganche, cotizarse y valorar lo que pueden ofrecer; enganchan a otras mujeres u hombres y conocen el beneficio que da la experiencia de un oficio, la vida les da la oportunidad de acercarse al pobre, al rico y a las personas que por tener el beneficio de su compañía ofrecen la cantidad solicitada.
                Si bien tal vez es cierto que ante, algunos sectores de la sociedad; la mujer o el hombre que es prostituto; se devalúa; lo cierto es que muchos de los hijos de ellos, gozan de los beneficios del oficio de sus padres e incluso llegan a destacar en la política o en el gobierno.
                Mientras que el hijo de la chingada aparece como matón, pendenciero, machista, peleonero, mendaz, ladino, falaz, taimado que son los disfraces con que ahoga su sufrimiento propio y ajeno (madre, hermanos, amigos); estos son los hilos con los que teje la red que amarran su vida solitaria, sufrida y sometida.
BIBLIOGRAFÍA
·         El mexicano (raíces de la mexicanidad). Oriol Anguera, Vargas Arreola. Instituto Politécnico Nacional (IPN). México 1983.
·         http://www.bing.com/videos/search?q=debates+para+presidencia+2012&docid=4977138135731743&mid=564FC71FCE74237651AC564FC71FCE74237651AC&view=detail&FORM=VIRE7#view=detail&mid=564FC71FCE74237651AC564FC71FCE74237651AC
·         http://www.elvagoescolar.com/resumenesdelibros/l/laberintodelasoledadel.php
Publicar un comentario