calidad de los articulos

jueves, 19 de diciembre de 2013

LAS VIRTUDES MORALES DEL DOCENTE

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA
 
LAS VIRTUDES MORALES DEL DOCENTE
                Dentro de un conversación frente a una taza de café con el escritor Juan Carlos Cacho Rodríguez en las que se comentaban indirectamente las virtudes morales de los docentes y el hecho de que se busque el hecho de hacer que sobresalgan algunas de ellas; pues son tantas que sería imposible enumerarlas sin dejar alguna fuera; nos enfrentábamos juntos a la situación de comentar cuales serian estas.
                Dentro del calor de la plática sobre sale un comentario en el cual ambos coincidíamos el docente ha de ser un verdadero modelo de virtudes para que sus alumnos; sientan interés por imitarlo. Porque nada influye tanto sobre otra persona como el ejemplo.
                Tal como referiría Germán Dehesa al hablar sobre Emilio Pacheco y su trabajo en el CCH de  Azcapotzalco; cuando se refería al mismo como un estoico cristiano; que entraba todos los días a la jaula de los leones y salía incólume, para volver al día siguiente. Porque  Emilio Pacheco cumplía con sus obligaciones asistiendo puntualmente a sus clases de literatura, trabajando con empeño en ellas, sin distraerse, sin buscar la salida fácil; en su empeño de lograr el aprendizaje de sus alumnos; lo que reflejaba en su espíritu de justicia y de imparcialidad como hombre determinado, en lograr aprendizajes significativos entre sus alumnos; que mostraba en el manejo de su lenguaje y en todos sus actos tanto en el orden físico como moral.
                Porque el docente se ha de mostrar como una persona íntegra, en constante cumplimiento de sus obligaciones y en este caso al aprendiz le ha de conducir al aprecio de esa imagen; sabiendo ser deferente a sus padres, sus compañeros y a los adultos con los que trate.
                Por ello podemos deducir que el docente debe mostrarse como “cumplido, exacto, laborioso, digno; discreto en el trato con padres, niños y compañeros de trabajo. Saber ser deferente de igual forma en su trato con alumnos, padres y compañeros de trabajo; por lo tanto deberá dar muestras de cierta nobleza y estimación por sí mismo; independencia y firmeza de carácter. Porque las virtudes morales son muchas y van conforme a la cultura de cada pueblo; al carácter de las personas y a los tiempos se van dando.
The corzo
BIBLIOGRAFIA
  • http://peremarques.pangea.org/docentes.htm
·         A-Z revista de educación y cultura. Punto de partida. Secretaria de Educación de Nuevo León.  Septiembre de 2007.
·         Plan de Estudios 2011.Educación Básica. SEP. México 2011
·         Los grandes educadores mexicanos del siglo XX. Vicente Fuentes Díaz; Alberto Morales Jiménez. Editorial Magisterio “Benito Juárez” México 1993.
Publicar un comentario