calidad de los articulos

domingo, 1 de diciembre de 2013

EL MAESTRO DE A PIE COMO PEON DE LA EDUCACION

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA
 
 
 
 
EL MAESTRO DE A PIE COMO PEON DE LA EDUCACION
                En educación como en otras labores el peón es la pieza o elemento de menor valor; entre los meseros se les conoce como garroteros y  en  el ejército como infantes y se mueven siempre de frente, avanzando  atendiendo directamente al público en el caso del servicio público; conforme van adquiriendo experiencia van retomando un rango; pero en el caso de los docentes el maestro frente a grupo funciona como peón de la educación durante 20,30 o más años.
                El papel del peón es el de hacer  el trabajo pesado  o lo que llamaríamos obra negra a cambio de un sueldo; lo que sin duda hace relevante y demuestra uno de los graves desequilibrios de nuestro mercado laboral docente; donde el que lleva el trabajo pesado de atención y servicio directo al alumno recibe el más bajo de los salarios. Y si bien es cierto que existe carrera magisterial la politización ha llevado al traste este proyecto que funciono en un tiempo; pero como los vestidos se desgasto y ajo convirtiéndose en un estorbo más que en un apoyo. 
                En periodos anteriores a mi generación y a la generación del 2000 donde el número de docentes con licenciatura y maestría era ínfimo, “tener una carrera a más de la docencia” era un símbolo de prestigio y un cierto seguro de empleo). Ahora en los tiempos del 2000 para acá a otra generación donde prácticamente cualquiera acaba haciendo una carrera; con maestría y doctorado; se dificulta la movilización y la obtención de un empleo bien remunerado..
                Actualmente hay universidades púbicas y privadas que ofrecen  licenciaturas, maestrías  y doctorados, donde cada vez hay menos plazas. Y aunque todo el mundo tiene derecho a la educación y a una mejor formación las plazas laborales cada vez son menos y por lo tanto la lucha para ocuparlas exige más y mejor preparación. Claro es para todos;  que  los padres fomentan esta tendencia “mi hijo estudia una carrera = ha triunfado en la vida” quizás pensando en su generación. Y los hijos siguen por ahí, pensando que “sacarse una carrera” les asegura el futuro. Y cuando llega el futuro y no es así... viene la frustración. Porque los elementos que integran  una carrera básica no son suficientes en este mundo de mejora y calidad laboral; lo que antes se adquirirá poco a poco como una demanda laboral hoy es una práctica que debe formarse desde la escuela inicial; el desarrollo del pensamiento complejo ya es parte de un curriculum de formación en una maestría y un doctorado y el docente frente a grupo como peón de la educación ha de desarrollar esta habilidad y desarrollarla entre sus alumnos.
                El hecho de que el docente sea peón de la educación no es tan gran problemas hasta que se presenta el desgaste laboral; el cual se viene a  observar cuando un mismo docente labora en el mismo lugar, ante las mismas personas, con los mismos lineamientos y reglas laborales; lo que propicia que se pierda la estabilidad y el deseo de ir avanzando; el hecho es de pensarse y el camino a seguir es el de intercambiar los puestos directivos entre docentes que conlleven un buen desempeño laboral, experiencia y calidad en el trabajo e intercambio de funciones en diversos lugares.
                Esto es comenzar a rotar los lugares en los que labora el docente su función como docente directivo o de supervisión; y aunque el programa y la función que desempeña sea la misma; el lugar en el cual lo desempeña ha de variar para que este mejore su percepción y procure la calidad deseada. Así los estándares de desempeño que demanda cada región se podrían incrementar dando el lugar únicamente a los mas eficientes en los puestos de dirección y atención al publico.
BIBLIOGRAFIA
http://www.elblogsalmon.com/mundo-laboral/un-peon-de-albanil-no-es-mileurista
http://es.thefreedictionary.com/pe%c3%b3n
http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090428160800AA6JgcY
Publicar un comentario