calidad de los articulos

jueves, 15 de agosto de 2013

EL HOMBRE O LA MUJER SIN LUGAR

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA
 
EL HOMBRE O LA MUJER SIN LUGAR
                Desde tiempos inmemoriales se sabe que el ser humano ha buscado un lugar en la tierra y un lugar en el cielo. No sabemos si es que todos esperan encontrar ese punto; pero si podemos mencionar que esa búsqueda lleva a la realización personal; cuando una persona se siente a gusto en un lugar, con las personas que trata y el trabajo que desempeña. Cuando niño llegue a escuchar a una persona adulta que decía; búscate un trabajo que te guste; para que disfrutes lo que haces y así fue; disfrutaba cada momento de mi trabajo y a las personas con las que me relacionaba; siempre encontré algo nuevo y en las personas; nuevos retos; por eso es que mi vida era una aventura diaria.
                Mi lugar esta donde me encuentro y disfruto lo que hago; pero he topado en el trayecto de vida a muchas personas que no tienen lugar; porque su deseo no está en el tiempo que están en un lugar; con las personas que tratan; por ejemplo me encontré en muchas ocasiones  profesionistas que solo esperaban la quincena y los fines de semana; mientras pasaba el tiempo no estaban a gusto les era molesto presentarse al trabajo; contaban los días de descanso; los fines de semana, el fin del curso; las vacaciones; no estaban a gusto en el lugar de su trabajo Ni con los tiempos de trabajo; Germán Dehesa; hablaba de Emilio Pacheco cuando entraba a dar sus clases; con alumnos poco interesados en sus clases; sin embargo el lleno de emoción cada día entraba y se esforzaba en su trabajo; en mi caso me he encontrado en diversos; espacios de trabajo personas que no encuentran gusto de trabajar con compañeros; con alumnos y es una molestia para ellos el trato, las preguntas y el interés por el trabajo. Muchos hemos conocido personas empeñadas en humillar y castigar al trabajador; que desprecian su vida y tratan de que otros los desprecien; personas que se engrandecen ante el humilde y se arrastran ante las autoridades.
                Todas estas personas que manifiestan desagrado en su trabajo; son personas sin lugar; no importa que se les ubique en un buen puesto, con un buen salario; no les gusta su trabajo Y por ellos nunca han de encontrar la paz; pues son los constructores de su propia maldición; al igual que el judío errante.
                Mas allá de mi madre he conocido a personas que aman lo que hacen; trabajadores humildes como don Armando, Juanito Pueblito, o Doña Reyna por mencionar a algunos que llegan en este momento a mi memoria y que son un personas que disfrutaban su trabajo y el tiempo que empleaban en él; les permitía dejar huella en las personas que les conocían; esas si eran personas que se habían ganado un lugar en la tierra y de seguro en el cielo; pues recuerdo sus acciones su trabajo y la calidad de entrega a los mismos; don Juan con sus jugos; y su esposa con sus alimentos que al paso de los años sigo recordando; junto con la sonrisa al ofrecer estos; siempre riendo y agradeciendo a Dios; lo que hacían.
                Mientras que los sin lugar llegaban tarde a cualquier parte; siempre tenían prisa y si carácter agrio les precedía y quedaba después de marcharse.
                Ser honesto y trabajador te hace ser de un lugar pues en el te ubican y centran tu atención y sonrisa diaria; la gente va al lugar a verte; porque saben que eres de ahí; porque saben que ahí reciben, saben de ahí dejan y siempre saben que te encontraran. Entonces con tu trabajo y modo de ser; dejas de ser un sin lugar; integrándote a un punto, aun tiempo y espacio, que perdurara por siempre como tu nicho o lugar.
·         Yo, soy docente de México.
·         Facundo Cabral era ciudadano del mundo
·         ¿Y tú, de dónde eres?
The corzo.
Publicar un comentario