calidad de los articulos

miércoles, 19 de junio de 2013

EL DOCENTE ANTE EL HECHO DE CONOCER PARA TRADUCIR ESE CONOCIMIENTO EN OBJETIVOS DE APRENDIZAJE

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA
 
EL DOCENTE ANTE EL HECHO DE CONOCER PARA TRADUCIR ESE CONOCIMIENTO EN OBJETIVOS DE APRENDIZAJE
                Antes de encerrar nuestras ideas en un marco especifico de ideas sobre el trabajo escolar debemos  referirnos de manera  específica  a la forma en que el docente logra el desarrollo del conocimiento y el análisis concernientes a las interrogantes acerca de lo que se ha de aprender en la escuela.
a)            De las elucubraciones  sobre  el conocimiento, y de las disertaciones acerca si, en realidad, el trabajo que se propone realizar  puede proveer de elementos al interior del sujeto que direccionen a los alumnos sobre  la manera de adquirir el conocimiento y la determinación de su tipología y validez  por si mismos; sin que reciba del exterior similares parámetros, ya sea de la ciencia o del conocimiento mismo.
b)                 El docente al trabajar en el aula ha de razonar sobre quién ayuda a quién, y como quiera que se trate un tema  aunque no siempre de fácil comprensión, aislado de los tópicos convencionales y, de un modo particular, ligado con mayor frecuencia a temáticas netamente académicas este pueda ser desarrollado con estrategias que apoyen la adquisición del conocimiento por parte de los alumnos.
c)                  El docente que en su formación básica cuenta con nociones que tratan sobre los  aspectos filosóficos, teóricos y epistemológicos, deben primero entrar en las definiciones y alcances de los conocimientos, habilidades, destrezas implicados para partir en firme desde la misma comprensión de los conocimientos que desarrolla el alumno,  de modo que, ulteriormente, puedan  ser capaces de aprehender, para poder trasmitir conocimientos y que estos posean adquiridos por los alumnos a modo de que estos puedan  juzgar y hasta crear una postura propia respecto de las conjeturas presentadas.
                El logro de conocer para traducir en objetivos de aprendizaje por parte del docente, es una competencia pedagógica que consiste en relacionar los contenidos del programa educativo para relacionarlos en situaciones de aprendizaje durante el desarrollo de las sesiones de clase en el aula.
1.       En la medida en que se organiza en lecciones conforme al plan educativo.
2.       En consideración del nivel medio de las adquisiciones anteriores de los alumnos.
3.       Bajo un control escrito u oral que demuestre que se ha ido adquiriendo el conocimiento que se puntualiza.
                El trabajo del docente ya no se presenta como antaño; pues actualmente se considera que la adquisición de saberes por parte del alumno es su responsabilidad y el docente deja a un lado la enseñanza guiada y permite que sea el alumno el que aprenda lo que el requiera en la profundidad que le demande la actividad y su necesidad de aprendizaje. Este hecho determina que:
A.      La planeación didáctica se distinga porque identifica los aprendizajes esperados; las situaciones en las que se han de adquirir y los retos o estrategias a los que se ha de someter al alumno para que este las adquiera, las reciba y las asimile de la mejor forma posible. Este proceso de asimilación es el que determina la calidad y cantidad de conocimiento.
B.      El estudio de los resultados del proceso de adquisión y asimilación de un conocimiento es sometido a un análisis para reconocer su efectividad y la profundidad de desarrollo en lo cognitivo, procedimental y actitudinal; para determinar; la eficiencia del proceso.
C.      Todo ello se somete a un proceso de evaluación con ciertas características que apoyen el aprendizaje permanente.
                Entre las habilidades que ha de desarrollar el maestro o docente para el logro de la propuesta educativa se encuentra la de reconocer  que los conocimientos y las habilidades de alto nivel se construyen en situaciones múltiples y complejas de las cuales el individuo adquirirá una gran cantidad de conocimientos multidisciplinarios; que a su vez aplicara en diversas disciplinas y espacios de su propia coexistencia personal y grupal.
                El docente ha de controlar los contenidos con suficiente soltura y distancia para construirlos en las situaciones abiertas y en las tareas complejas, aprovechando las ocasiones, partiendo de los intereses de los alumnos; favoreciendo su propia actitud de curiosidad y de apropiación en la transferencia de saberes. (Movilidad de conocimientos) de ahí que la competencia docente e torno a la forma de organizar los contenidos del programa educativo esta el guiar el trabajo el clase y fijar las prioridades de aprendizaje de cada alumno.
BIBLIOGRAFIA
Diez nuevas competencias para enseñar, Philippe Perrenoud. GRAO/SEP. Biblioteca para la actualización del docente (BAM). México 2004.
Publicar un comentario