calidad de los articulos

lunes, 13 de mayo de 2013

LAS PALABRAS

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA
 
LAS PALABRAS
                Todos nosotros empleamos un conjunto de palabras para hablar; estas palabras se derivan del uso común de las personas que las utilizan para comunicarse y de la forma en que cada mente organiza sus ideas y las expresa ante los demás.
                Rosa Haydee una gran amiga que ha leído mis escritos durante varios años opina que “Muy interesante tu observación, me complace que aún sin comprender muchos de los que te leemos y quizás no sea esa tampoco tu intención, identificar un punto de vista desde la neurocognición  para poder actuar como docente, donde la formación este concentrada en un ser integral y por ende biopsicosocial. Gracias, este articulo me servirá para retomarlo en un trabajo que estoy realizando sobre la atención y el acto “volutivo” (refiriéndose al acto voluntario) dentro de los salones de clase, sin olvidar las características propias de un verdadero líder académico.
                A muchos de nosotros se nos olvida que las palabras son algo vivo; que viene siendo parte del uso de las personas; que las mismas viajen todo el día y toda la noche; manteniéndose durante mucho o poco tiempo; su vida puede ser larga o corta; porque una palabra tiene un significado, pero también un uso; y en ocasiones el uso de las palabras cambia; lo que afecta su significado y aunque la palabra se encuentre escrita; existen los glosarios que permiten estas modificaciones personales; porque las cosas deben tener un nombre; un nombre que un grupo debe identificar y reconocer; mas en esta sociedad de conocimiento. No sé si recuerden la palabra “palitroche”, misma que aparece en los libros de español en los años 2000 al 2010 antes del cambio de los libros de texto de primaria.  (http://mx.answers.yahoo.com/question/index?qid=20061021170104AAAiSCp).
En el libro de texto de educación primaria, había un cuento sobre una niña que se invento esa palabra: palitroche. El problema es que no sabía cuál era su significado. De modo que va a una ferretería y al pedir un patriloche el encargado le muestra unos o dos objetos pero obvio como la niña los conoce se siente engañada. Se va del lugar y en el camino se encuentra un insecto de colores muy vistosos y de inmediato lo concibe como su palitroche.”
                Volviendo al tema recordemos que el docente vive del conocimiento y del uso de las palabras, el mismo tiene que conocer palabras historia, uso de las mismas; cada palabra la ha de encontrar en un diccionario, en un glosario; personal o de grupo; las palabras siguen vivas y aunque tengan arcaísmos; esas palabras son para la persona y para su grupo algo con significado. Cada palabra camina por una senda y esa senda ya sea grupal o personal lleva un mensaje y ese mensaje al llegar a una persona leda cierta información. Víctor Hugo, Dumas, Asimov, Márquez, de siempre han conocido esto, las personas que leen y escriben le intuyen pero pocos se adentran e ellas.
                Existen personas que se dedican a escribir diccionarios fríos y sin sentido; comerciales y de uso público; científicos,  generales y especializados; pero el verdadero sentido lo da el que hace uso de la palabra y el que trata de encerrarla en un significado Tal como explica  Simón Elwinchester en el profesor y el loco; o la biografía de María  Moliner; descrita en la revista algarabía, dossier 104 del año 2013, en México, mes de mayo, en las páginas veintiséis a la treinta.
el hecho es que las palabras existen se usan se hacen viejas y nacen nuevas palabras, muchas otras cambian su significado por el uso y el docente debe estar al tanto de estos usos; no porque enseña, sino porque él es el encargado de llevar al alumno al dintel de su propio entendimiento, lo que nos dice que e tiene el privilegio de la credibilidad; porque, “si el maestro lo dice es verdad”, porque “ el maestro sabe y si te corrige, tiene la razón”. Este privilegio le obliga por tanto a estar en constante formación y actualización; a la lectura de las palabras, al manejo de glosarios; con arcaísmos, con palabras raras, con las palabras en todas sus versiones y significados y con las palabras y lo que las puede sustituir.  Homónimos, antónimos, parónimos y sinónimos por ejemplo: http://www.wordreference.com/sinonimos/; de modo que le pueda usar para escribir, explicar y comprender todo lo que lee y escribe.
                Por ejemplo:
                Albert Einstein que actualmente sigue siendo una figura mítica de nuestro tiempo; más, incluso, de lo que llegó a serlo en vida; en verdad era muy malo como maestro, sin embargo sus ideas fueron de lo más grande; por eso se designo a dos científicos que escribieran y descifraran todo lo que el desarrollara, para que se pudiera estudiar y desarrollar después con más profundidad. Stephen Hawkins es otro físico famoso al que se le asigna una persona que traduzca en palabras y en lenguaje científico todo lo que produce, para que los que le siguen puedan aprender
                Platón, Juan Delval, son personas que aunada a su sabiduría conjunta en sus acervos el hecho de haber conjuntado ideas de otras personas y haberlas convertido en elementos de manejo para quienes desean acercarse al conocimiento. Porque las mismas palabras expresadas de otra manera como diría Vigostky cuando refiere sus categorizaciones son capaces de generar conocimientos similares sobre la naturaleza y la sociedad. Por lo tanto el uso de las palabras para unos y otros conducirá inevitablemente a un conocimiento; en ello el poder de la escuela que universaliza un conjunto de conocimientos y de valores en palabras común para una comunidad, y que sirve de base para la formulación de nuevos conocimientos, una visión del mundo semejante y la base para formular nuevas ideas y formas de ir conociendo el mundo.
                El papel del docente es ser guardián de las palabras, el promotor de las mismas y el que las lleve por mejores caminos. y las mejore, guarde y las difunda entre sus estudiantes.
 
                Con tal  de que no sea como dicen en (Cuando el destino nos alcance (título original en inglés: Soylent Green) es una película estadounidense de 1973, dirigida por Richard Fleischer, protagonizada por Charlton Heston, Edward G. Robinson y Leigh Taylor-Young en los papeles principales y basada en la novela ¡Hagan sitio!, ¡hagan sitio! (1966), de Harry Harrison. )  los viejos solo sobreviven porque pueden leer e interpretar textos antiguos; no porque sean útiles a la sociedad; y una vez que dejen de ser útiles al guardia al que están asignados, estos serán reciclados (condenados a muerte).
The Pagemaster (el guardián de las palabras): Un muchacho temeroso llega a una misteriosa biblioteca huyendo de una tormenta. Allí se verá inmerso en una situación inesperada: al resbalarse por la humedad del suelo, el joven se golpea la cabeza y se queda inconsciente. A partir de ese momento, entrará a formar parte de una increíble aventura acompañado de unos personajes con muchas historias que contar. (FILMAFFINITY)
The corzo
BIBLIOGRAFIA
http://mx.answers.yahoo.com/question/index?qid=20061021170104AAAiSCp
http://www.wordreference.com/sinonimos/
Simón Elwinchester en el profesor y el loco; pequeña gran historia, Editorial debate. Madrid 1998.
La biografía de María  Moliner; descrita en la revista algarabía, dossier 104 del año 2013, en México, mes de mayo, en las páginas veintiséis a la treinta.
http://es.wikipedia.org/wiki/Cuando_el_destino_nos_alcance
http://www.filmaffinity.com/es/film544632.html (el guardián de las palabras)
Publicar un comentario