calidad de los articulos

jueves, 4 de abril de 2013

LA SABIDURÍA Y LA INTELIGENCIA REQUIEREN UNA SINCERA APRECIACIÓN DEL MISTERIO

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA
 
 
LA SABIDURÍA Y LA INTELIGENCIA REQUIEREN UNA SINCERA APRECIACIÓN DEL MISTERIO
THOMAS MOORE.
                Quien puede decir que alguien es el más sabio, que alguien sabe más que el otro. Nadie… solamente aquel al que le gusta alagar a los demás. Todos sabemos de todo; aun que no todos sabemos todo. Pero no todos  nos atrevemos a expresar lo que sabemos; esto se debe a diversas circunstancias, pero hay gente que se atreve a expresar sus ideas, experiencias y observaciones y esto le va dando fama de sabio. (Siempre y cuando exista quien lo escuche).
                El que pasa por tonto en un espacio porque no sabe hacer nada, siempre está preguntando y equivocándose; en otro espacio puede ser el mejor de todos. Porque aprovecha su experiencia en la solución de problemas similares; así de la misma manera que expresaba Vigostky las personas que se movían de una a otra comunidad podían intercambiar ideas puntos de vista lo que hacía de ellas personas con cierto nivel cultural; con reconocimiento no de uno sino de varios que aceptaban sus ideas como innovaciones no por ser ideas nuevas; sino porque aparecía como una iniciativa; porque unía a las personas tras una misma idea.
                Saber entender al otro en sus palabras e iniciativas es un arte que el maestro aprende en la práctica del aula y trasmitirle al alumno  estrategias para que genere formas de comunicarse con los otros es una obligación que es parte de su trabajo. Así que la sabiduría y la inteligencia son elementos básicos que se trabajan desde el aula y además se aprende  a apreciar el saber de los otros; como una estrategia para generar nuevas experiencias hacia nuestro interior.
                Anteriormente se decía vales cuanto tienes; pero se demostró que había personas que no tenían nada y valían por mil hombres ricos; e incluso hicieron perder esas riquezas a esos mil hombres; actualmente se dice que vales cuanto sabes; pero es otra falacia del pensamiento; porque en realidad vales en cuanto sepas movilizar lo que sabes.
                Ser sabio e inteligente requiere que se sepa movilizar y explotar lo que se sabe; porque la sociedad del conocimiento apoyo a aquellos que saben utilizar sus conocimientos y les ubica en muy alta estima; de ahí que el papel del docente ha de girar en desarrollar las habilidades comunicativas y auditivas de los que aprenden para que dentro  de poco sean ellos los que muevan a la sociedad a un mejor estrato.
The corzo.
Publicar un comentario