calidad de los articulos

martes, 9 de abril de 2013

EXISTE EN PELIGRO DE QUE LAS ESCUELAS NORMALES HAYAN PRODUCIDO MAESTROS SIMULADORES

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA
 
EXISTE EN PELIGRO DE QUE LAS ESCUELAS NORMALES HAYAN PRODUCIDO MAESTROS SIMULADORES
                 La historia de la patria nos ha enseñado que no es posible enseñar sin trasmitir un criterio; y por lo tanto ninguna persona construirá un criterio sin saber cuál va a ser este. Los primeros educadores hispanos enseñaban a los indígenas para que conocieran la palabra de Dios; esto es conocieran la biblia. En los albores de la independencia y durante este periodo los pensamientos aunque con diferentes criterios enseñaban a los alumnos a ser liberales o conservadores. Tiempo después durante la revolución y después de ella se adoctrinaba a los alumnos en los cambios y necesidades de un país libre democrático.
                Como aprendiz normalista ya en la básica o en la superior escuche y leí las teorías educativas de los que fueron mis maestros y observe algunos de ellos comprometidos con el trabajo docente; pero también conocí algunos adventistas. Y note dentro de ello que todos tenían su propia doctrina.
                La formación docente arroja a al área profesional  simuladores de su función y competencia; pero es una decisión personal ¿Saber quien tiene la razón? Por mi parte, en el trato y la experiencia con los otros docentes descubrí que el que tiene la razón es el más hábil para sostener su propio credo. (Conforme a lo que comentaba Aristóteles, en el texto de Alejandro).
                Entonces, lo moral o amoral de ser, un simulador, en la docencia; en el que ejerce un profesión va en la calidad de la orientación que recibe durante su formación normalista; porque un profesionista, lleva como principio político hacer de su profesión un modo de vida; de servicio a su comunidad y a su bienestar personal.
                Durante muchos años la bancarrota moral que el  país sufre se ha dado porque los hombres que se preparan para servir al país han sido simuladores que solo van tras el éxito personal y no de su grupo; lo bueno es que es poca este tipo de personas. Y que esta actitud no es extensiva entre los docentes; pero los filtros si han sido soslayados una y otra vez lo que ha corroído el valor profesional del docente; pero también en un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México; ha demostrado que más de un 70% de la población confía en el docente; y que por los menos un 49% de docentes de acuerdo a los resultados de PISA y la OCDE son docentes moralmente aceptables; mientras que el resto queda en duda; como simuladores.
                La pregunta obligada es ¿Qué pasa con el resto de los docentes?; la repuesta más asertiva es: que no todos los docentes se han evaluado como corresponde; que las áreas administrativas y que participan en la formación de los docentes tampoco han sido evaluados. Por ejemplo: el personal de los Centros de Maestros; las escuelas normales; de los departamentos regionales y de las instancias estatales; que son piezas importantes en el proceso de formación del docente.
                Es solo entonces cuando podremos decir que existe información para poder emitir si hay o no simuladores en educación; si encontramos docentes simuladores entre los formadores de docentes y determinar la calidad de orientación que han recibido los docentes y los que participan del proceso de formación permanente entre los maestros.
                --- Por cierto esta no es cuestión de calidad, sino de supervivencia de las escuelas normales, de la docencia y de las instituciones que tienen que ver con la docencia.---
The corzo
Publicar un comentario