calidad de los articulos

miércoles, 17 de abril de 2013

ESCRIBIR PERMITE EXPRESAR LOS SENTIMIENTOS; AUNQUE LOS DEMAS NO LOS COMPRENDAN

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA
 
ESCRIBIR PERMITE EXPRESAR LOS SENTIMIENTOS; AUNQUE LOS DEMAS NO LOS COMPRENDAN
                Aunque parezca imposible existe una gran cantidad de personas que pasan la vida sin comunicarse con los demás; y es porque sufren de una terrible frustración; porque a la mayoría de ellos les gusta ser escuchados; tanto más que escuchar. Por esto es que la escuela se convierte en un foro donde se intercambias ideas, justifican juicios; se defienden posturas y sobre todo; no es un lugar donde la gente se cierre en una postura.
                La facilidad que da la escuela a las personas para que comenten platiquen no se permite en todos los espacios donde la gente se desenvuelve; alguna vez ¿Han intentado leer en el camión?; en no pocas ocasiones callan a las personas, suben el volumen del radio etcétera; si estas vendiendo algo, te soportan una pequeña lectura; si no es así te callan; en el parque se permite que leas en voz alta; que digas poesía; la gente pasa te escucha y sigue su camino. En la calle; en una esquina o frente a un negocio te retiran; porque no es un lugar para que leas en voz alta.
                Ahora lo que lees puede ser de un autor conocido o desconocido; puede ser propio o ajeno; pero te obliga a buscar lugares donde puedas ser oído.
                El que escribe tiene que buscar a personas que sean afines a esto, que le interesa al escritor. Así lo que escribe; fuera de ese espacio lo deja en la nada  tiene nada.
                Conozco una anécdota de Luis Donaldo Colosio que le leyó a Jaime Sabines la poesía de los amorosos; fuera de ese círculo, muy pocos políticos se interesaban en lo que escribía esta persona.
                En lo personal me intereso la lectura porque tenía a Samuel, Javier, Eliseo que les gustaba la poesía y nos reuníamos para beber, fumar y leer poesía; e incluso llegaron en cierto momento a leer algo propio y el grupo les escuchaba; de una u otra forma, se permitía al interior del equipo expresar sus ideas y sentimientos.
                Cuando comencé a escribir, pensaba que a todos les interesaba lo que escribía y lo difundí a diestra y siniestra. Y algunos conocidos me pidieron que ya no escribiera, porque no les interesaban mis documentos; e incluso las autoridades superiores me indicaron que dejara de escribir y enviar mis escritos; sin embargo hubo personas que si me permitieron seguir enviando mis materiales e incluso Germán Dehesa me permitió el artículo porque escribo, que fue uno de los que me animo a seguir escribiendo.
                Volviendo al tema les diré que en la escuela se escribe por escribir; porque el docente permite al alumno escribir, plasmar sus sentimientos e ideas e irlas puliendo sobre un trabajo escolar; no hay límites para la escritura; trabajas un tema u otro y si el docente tiene visión crea una revista con los escritos de los niños; antes se requería tinta; materiales diversos; ahora solo una computadora y un escritor; un maestro con imaginación y un espacio electrónico para trabajar una revista, un periódico, un documento electrónico lleno de información. ¿A quien le va a importar? Primero al docente; después al alumno y sus familiares; que van ir viendo los avances de los alumnos.
                Al docente le importaran sus aprendizajes esperados, favorecer la comunicación, en fin lo que marca el programa.
                Al alumno le interesa  expresarse, contar con un espacio para ser escuchado, aprender a justificar sus ideas, tratar de ganar adeptos; en sus escritos el niño aprende a ser autentico, a comunicar sentimientos, a verificar la autenticidad de los demás; a verificar sus fracasos; a entender del porque de los demás y sus escritos, a aceptar a las personas y ser amable al rechazarlas; etcétera. El que escribe aprende a agradar con sus textos al otro y atraerlo a sus ideas; valorando así la comunicación y las relaciones interpersonales entre los que escriben y los que leen sus escritos.

                Los familiares son los primeros que aprecian los escritos del joven; sugiriendo  animan a la persona; a seguir escribiendo a mejorar sus textos. Algunos por afecto tratan de entender al escritor; algunos por curiosidad descubren elementos que les sirven para ellos mismos. Pero también hay muchos que no le entienden; pero no le molestan le dejan pasar; pero también existen los que le obstaculizan; nunca crearan nada, pero si le obstaculizan. Pero ante el escritor debe ser todo lo contrario, porque estas personas en lugar de ser un obstáculo deben ser un regulador o monitor de la calidad de sus escritos. Y como tengo experiencia en ello se los comparto.
The corzo
BIBLIOGRAFIA
  • www.ciudadseva.com/textos/teoria/opin/orwell1.htm
  • elpais.com/diario/2011/01/02/eps/1293953215_850215.html
  •  bujanda.blogspot.com/2011/07/por-que-escribo.html
  • luipermom.wordpress.com/2008/12/07/por-que-escribo-para-que...
  • fomentocebpz.blogspot.com/2011/01/por-que-escribo_16.html
 
 
Publicar un comentario