calidad de los articulos

viernes, 1 de febrero de 2013

SACA EL MIEDO DE TU VIDA

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA
 
 
Hola, ten buena tarde, comparto esto contigo.
SACA EL MIEDO DE TU VIDA

Un sultan decidio hacer un viaje en barco con algunos d sus mejores cortesanos. Se embarcaron en el puerto de Dubai y zarparon en direccion al mar abierto.

En cuanto el navio se alejo de la tierra, uno d los subditos, q jamas habia visto el mar, y habia pasado la mayor parte d su vida en las montañas comenzo a tener un ataque d panico. Sentado en la bodega d la nave lloraba, gritaba y se negaba a comer y a dormir. Todos procuraban calmarlo, diciendole q el viaje no era tan peligroso, pero aunque las palabras llegasen a sus oidos, no llegaban a su corazon.


El sultan no sabia q hacer, y el hermoso viaje por aguas tranquilas y cielo azul se transformo en un tormento para los pasajeros y tripulacion. Pasaron 2 dias sin q nadie pudiese dormir con los gritos del hombre. El sultan ya pensaba volver al puerto cuando uno d los ministros, conocido por su sabiduria, se aproximo: “Si Su Alteza me da permiso, yo conseguire calmar a ese hombre”. Sin dudar un instante, el sultan le respondio q no solo se lo permitia, sino q seria recompensado si conseguia solucionar el problema cuanto antes.

El sabio entonces pidio q tirasen al hombre al mar. En el momento, contentos d q esa pesadilla fuera a terminar, un grupo de tripulantes agarro al hombre q se debatia en la bodega y lo tiraron.

El cortesano se hundio, trago agua salada, volvio a la superficie, grito mas fuerte aun, se volvio a hundir y d nuevo consiguió reflotar. En ese momento, el ministro pidio q lo alzaran nuevamente hasta la cubierta del barco.

A partir d aquel episodio, nadie volvio a escuchar jamas cualquier queja del hombre, q paso el resto del viaje en silencio, llegando incluso a comentar con uno d los pasajeros q nunca habia visto nada tan bello como el cielo y el mar unidos en el horizonte. El viaje q antes era un tormento para todos los q se encontraban en el barco, se transformo en una experiencia d armonia y tranquilidad.

Poco antes d regresar al puerto, el Sultan fue a buscar al ministro: “¿Cómo podias adivinar q arrojando a aquel pobre hombre al mar se calmaria?”.

“Por causa d mi matrimonio”, respondio el ministro. Yo vivia aterrorizado con la idea d perder a mi mujer, y mis celos eran tan grandes q no paraba d llorar y gritar como este hombre. Un dia ella no aguanto mas y me abandono, y yo pude sentir lo terrible q seria la vida sin ella. Solo regreso después d q le prometi q jamas volveria a atormentarla con mis celos.

De la misma manera, este hombre jamas habia probado el agua salada y jamas se habia dado cuenta d la agonia d un hombre a punto d ahogarse. Despues q conocio eso, entendio perfectamente lo maravilloso q es sentir las tablas del barco bajo sus pies.

“Sabia actitud”, comento el Sultan.
REFLEXION.Esta escrito en la biblia: “Todo aquello q yo mas temia, termino sucediendo”. Ciertas personas solo consiguen valorar lo q tienen cuando experimentan la sensación d su perdida.

PENSAMIENTO.
“El miedo a sufrir es peor q el propio sufrimiento, y ningun corazon sufrio jamas cuando fue en busca d sus sueños”.
Publicar un comentario