calidad de los articulos

lunes, 2 de julio de 2012

EL PAPEL DEL ALUMNO COMO CENTRO DEL PROCESO EDUCATIVO

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA

video

EL PAPEL DEL ALUMNO COMO CENTRO DEL PROCESO EDUCATIVO


A los alumnos poco les interesa encontrarse en el centro del proceso educativo; el docente es el que se debe interesar al desarrollar el enfoque en considerar al alumno como centro del proceso y en ello a emplear las estrategias necesarias para que se cumpla este propósito.

Considerando que el alumno del siglo XXI se caracteriza por ser interactivo, espontáneo, inquieto, resuelto, crítico, hábil en el uso de tecnologías y ávido de experiencias y sensaciones nuevas; además conociendo que el estudiante actual genera su propio conocimiento, sólo con la ayuda del profesor, aunando y relacionando productivamente el cúmulo de informaciones que posee, encauzando éstas en pro de su beneficio personal, es decir, creando un aprendizaje significativo para su vida y para su entorno social; de acuerdo a las demandas de la sociedad actual es el docente que el que ha de buscar que el alumno tenga conciencia y dirija sus participaciones de manera interactiva a la adquisiòn de aprendizajes con las interpretaciones adecuadas, integración de trabajos en grupo y el desarrollo de explicaciones sobre lo que observa y trata.

Para lograr observar lo aprendido es necesario que el docente cree retos en los cuales el alumno llegue a poner en práctica lo que aprende así el docente observará las habilidades y actitudes asociadas al conocimiento que se ostenta; para que pueda evaluarse y sobre todo para aprovecharse fortalecerse y dar significatividad a los aprendizajes.

Para una mayor comprensión de lo que aprende el alumno y como lo aprende es muy importante considerar la argumentación; la muestra de evidencias y las explicaciones pertinentes en cada caso para analizar sus ideas, procesos y estrategias de aprendizaje empleadas; porque al recuperar los conocimientos adquiridos dentro0 y fuera de la escuela se favorece la oportunidad de lograr más y mejores aprendizajes; de autoevaluar lo aprendido y dar la oportunidad de replantear ideas que corrijan los errores, adquirir nuevos conocimientos, mejorar el aprendizaje y6 promover4 nuevos proyectos de investigación.

Cuando maestros y alumnos tomen conciencia de lo que aprenden y como lo aprende con base en la autorreflexión; todo aprendizaje ha de influir mayormente sobre su metacognición.

Por ello, el docente debe organizar sus secuencias didácticas con las siguientes características:

• Revisar en el programa propósitos claramente definidos.

• Partir el inicio de cada clase manejando contextos próximos y cercanos al individuo.

• Considerar los saberes previos como fuente de nuevos aprendizajes.

• Favorecer la investigación el e intercambio de ideas, el establecimiento de nuevos acuerdos sobre el proceso de aprendizaje y de allegarse al conocimiento.

• Fomentar el usos de modelos; esquemas y la experimentación en el proceso de aprendizaje

• Fomentar el proceso de evaluación ; así como permitir a los alumnos exponer sus juicios personales y colectivos sobre el saber, la forma de aprender y lo aprendido.

Como trabajadores de la educación no podemos desconocer que la época en la que vivimos es una etapa de transición, y por ende, bastante compleja; pues, en palabras comunes, el mundo se está reestructurando física y virtualmente. Esto nos conduce a pensar que la Educación que se imparte en las escuelas y en las comunidades de aprendizaje está también inmersa en este proceso de cambio. Por ello, las instituciones educativas se han visto enfrentadas estos últimos años a un sinnúmero de problemas. Los profesores y alumnos, también se han visto afectados por este período colmado de vicisitudes. Es por ello que sus roles en la educación también se han replanteado.

Por una parte, el profesor ya no actúa como único ente poseedor de todo el conocimiento, sino que ahora su papel es el de facilitador del mismo y, por otra parte, el alumno ya no es la parte pasiva del proceso de enseñanza - aprendizaje, sino que la parte activa y protagónica del mismo. El estudiante actual es inquieto, informado, creativo, con intereses e inquietudes propias, dispuesto y capacitado para enfrentar, apoyar y cooperar no sólo en su propio proceso de enseñanza - aprendizaje, sino también en el de los demás.



BIBLIOGRAFIA

• http://www.monografias.com/trabajos63/rol-alumno-posmodernidad/rol-alumno-posmodernidad2.shtml

• Programas de estudio 2011.Guìa para el maestro. Educación Básica. Primaria. SEP. México 2011



Publicar un comentario