calidad de los articulos

martes, 10 de agosto de 2010

EL TRABAJO DEL SER MAESTRO Y SUS MISTERIOS


video
Centro de Maestros Tlalnepanta, un lugar donde el maestro es el responsable de su propia formación 

EL TRABAJO DEL SER MAESTRO Y SUS MISTERIOS


A la luz de mis pensamientos pesares e ilusiones, considere el elucubrar sobre el trabajo del docente, en toda su dimensión profesional, el cual es un lugar misterioso del cual se ha escrito mucho pero se ha explorado poco, aunque no por ello el hablar del docente no es completamente desconocido por la generalidad de los lectores.

Desde el principio de la docencia se creía que la docencia y su existencia correspondían aun apostolado, y la existencia profesional del docente del docente se relacionaba mucho con una profesa; tanto que se conectaba al docente con el maestro u apóstol religioso.

Ya Martín Lutero nos habla sobre el concepto de profesión y como se deriva, después nos encontramos en nuestro país a José Vasconcelos en su idea de las misiones culturales. Aquí la conciencia me lleva a aceptar que el concepto de trabajo docente alberga toda clase de pensamientos, quizá por ello el desarrollo del docente como profesional se vea como algo indefinido.

Ya Latapí Sarre, Silvia Smelkes, Vygotski entre otros dieron origen a un sin número de ideas modernas sobre la profesión docente, que escapan o se entremezclan en mis pensamientos; pero puedo mencionarles que Guevara Niebla en su texto la cuna de la democracia nos menciona la respuesta de la sociedad a la profesión del docente y los exámenes PISA y ENAMS nos definen el papel del mismo y empiezan a desentrañar sus misterios.

El desarrollo personal y el desarrollo profesional del docente se entre mesclan y definen al maestro como profesional de la educación con un nivel académico de maestría o doctorado; dejando a tras la licenciatura como un primer paso de la profesionalización del docente.

Apóstol, mártir, misionero y profesional de la educación es lo que define el trabajo actual del maestro, pero no olvidemos la raíz mitológica del docente que se deriva de aquel que da todo porque sus alumnos aprendan y que culmina en un profesionista que vive de lo que otros aprenden y propia estos aprendizajes. Tal como nos explica Gibran Jalil Gibran en su texto el profeta. Donde define al educador como propiciador del amor al conocimiento; de un aprendizaje permanente.

Así sin saber como se siguen despejando los misterios del trabajo del maestro como profesionista del aprendizaje; o como empleado del SEN (Sistema Educativo Nacional), cuyo papel se centra en lograr que otros construyan aprendizajes; sea pues desarrollen competencias para la vida, para la convivencia con otros y para el aprendizaje permanente.
Publicar un comentario