calidad de los articulos

miércoles, 13 de enero de 2010

EL DOCENTE Y SU TRABAJO EN LA ESCUELA

La tarea del profesor en nuestras escuelas supone un compromiso social y ético que procura transformaciones tanto de carácter personal como comunitario; que se manifiesta en el perfil de egreso de educación básica.

El contrato por el cual el profesorado se ve obligado laboralmente, podríamos llamarlo contrato verbal, por sus características o peculiaridades. Lo cual significa que los docentes trabajan en las escuelas grupos orientados de docentes reunidos en una zona y en una región; para el desarrollo de plan y programas, para la enseñanza y el aprendizaje; para prepararse para el diseño de estrategias de enseñanza; para atender a los alumnos durante 200 días, para evaluar sus actividades y emitir un juicio, para apoyar a las autoridades educativas, la cruz roja y las autoridades municipales y estatales, entre otras cosas.

En consideración de lo anterior y para avanzar en la explicación; diremos, que este acuerdo se podría llamarse “contrato”; pero diremos que este es un contrato moral; sea que en el diseño y desarrollo; se sobre entienden que la relación del que contrata el servicio y del que presta este servicio se da a la palabra. Hecho que establece un trato de seguridad e inseguridad.

Esto supone que el servicio que da el profesor no se limita a facilitar el aprendizaje de los contenidos que se trabajan en educación básica; sino más bien de integrar todas sus funciones en “un servicio docente”, realizando un trabajo sistemático organizado en un currículo que se identifica como currículo de educación básica, que aparece en el mapa curricular de la RIEB en la paginan 44. SEP; Reforma Integral a la Educación Básica, 2009; y se enmarca en el perfil de egreso de la misma.

La mayoría de las actividades que el maestro desarrolla como servicio docente son retos que suponen profundizar en su formación y autoformación “ético, moral y profesional” ; por estas características el profesor debe ser capaz de ofertar recursos para el aprendizaje permanente; entonces el contrato moral del maestro ofrece un servicio docente que establece con vínculos de responsabilidad con la sociedad, con la persona que está educando (el alumno),con los responsables de sus pupilos(padres de familia), con el momento cultural y sociocultural en el que actualmente nos encontramos.


Por eso se supone que el servicio docente, supone integrar el proyecto educativo del centro educativo un conjunto de criterios, acciones y orientaciones que permitan establecer las condiciones que faciliten el aprendizaje óptimo y la mejora del mismo en cuestión del desarrollo del perfil de egreso de educación básica.

Convendría pues que el contrato moral que establece la sociedad con el maestro para la realización del servicio docente fuer reciproco con el papel y el trabajo que se realiza en las escuelas y que no se regateara con recursos humanos y materiales que se ofrecen en el ejercicio de su función. La acción del profesor es fundamental en el trabajo que se realiza en las escuelas; hecho que debe estar presente en aquellos que determinan y señalan las tareas a realizar por los docentes.

  1. Artes Danza II, Antología, Reforma en Educación Secundaria.SEP. México 2006
  2. El contrato moral del profesorado; condiciones para la nueva escuela; Miguel Martínez Martín.SEP. BAM. México; octubre 2000.

Félix Mendoza Garduño

Coordinador Académico de Centro de Maestros de Tlalnepantla

Publicar un comentario