calidad de los articulos

viernes, 15 de enero de 2010

EL DOCENTE ANTE DECIDIR ENTRE TAREAS U OPORTUNIDADES DE APRENDIZAJE

>

EL DOCENTE ANTE DECIDIR ENTRE TAREAS U OPORTUNIDADES DE APRENDIZAJE
Los objetivos y contenidos de plan y programas de estudio para educación básica, no son el curriculum real que se espera que el docente desarrolle con el alumno; puesto que para el logro de ellos hay que desarrollar prácticas para que puedan hacerse realidad. Esto es el perfil de egreso de educación básica puede explicarse a partir de las prácticas del docente en lo que llamaremos imaginación educativa.

El conocimiento escolar está mediatizado, por el maestro su experiencia y la forma en que este identifica con su función; que está definida desde un punto de vista didáctico. En esta mediación como ya sabemos se condicionan los procesos y los resultados del aprendizaje, en relación a la preparación y experiencia docente; porque esto es determinante para el alumno. ESPACIOS DE APRENDIZAJE Como parte de las condiciones de las clases que reciben los alumnos en las escuelas de educación básica, esta la disposición del espacio, de los materiales, el clima de la clase y la estimulación de los alumnos, l ambiente más inmediato para ellos y para los procesos de aprendiza son las tareas o trabajo extra escolar; ya que estas implican el contenido y de planes y programas, además de que despiertan peculiar al relacionarse con el alumno de manera individual y colectiva. Para poder decidir entre el trabajo extra escolar que se ha de considerar como tarea es necesario que el maestro tome algunas decisiones, basándose en ciertas reglas, para:

1) Que la actividad permita al alumno tomar decisiones razonables respecto a cómo desarrollarla. Esto es dejar en libertad al alumno para que elija la forma de resolver sus tareas.

2) Una actividad en verdad sustancial o costo beneficio favorable es aquella que facilita al alumno la realización de un papel activo cuando se investiga, expone, observa, entrevista, participa en diversas actividades, entre otras.

3) La actividad ha de permitirle al alumno la auto estimulación, el compromiso en la investigación, el desarrollo de ideas, la creatividad en los procesos intelectuales en la solución de los problemas personales y sociales; implicarse en temas que plantean la verdad, la justicia, la belleza, comprobar hipótesis, identificar supuestos, entre otras cosas.

4) La actividad se valoriza en tanto el sujeto interactúa en su desarrollo, en su manejo y el construir las explicaciones necesarias para poder manejar el contexto.

5) Las actividades escolares en un ambiente de aprendizaje propicio estimulan a los estudiantes a examinar ideas o a la aplicación de procesos intelectuales ante nuevas situaciones; sobre todo en el desarrollo de tareas extraescolares; pues hacen a estas más valiosas, que las que no establecen continuidad entre lo estudiado previamente y las nuevas adquisiciones; motivo de las tareas.

6) El valor de las actividades extraescolares se valorizan más si exigen que los estudiantes examinen nuevos temas y amplíen sus saberes sobre uno ya iniciado.

7) Las actividades que implican cierto riesgo de éxito; pueden suponer cierta dificultad o desaliento y socialmente tienen mayor posibilidad de llevar a los alumnos a mejorar sus propios procesos.

8) Una actividad se supera si los alumnos escribe e interactúan para completar y compensar tareas.

9) Las actividades que permiten interactuar a los alumnos y le dan oportunidad de planificar mejoran las competencias de cada alumno, en forma individual y colectiva.

Elementos para el diseño de proyectos para la actualización de maestros de educación básica II. Diseño de actividades SEP 130019, México 2004

Compilador Félix Mendoza Garduño Coordinador Académico de Centro de maestros Tlalnepantla.
Publicar un comentario