calidad de los articulos

lunes, 24 de agosto de 2009


video


LA VOCACION DE SER MAESTRO COMO PROYECTO DE VIDA
ETICA VALORES Y TRASCENDENCIA



Para comenzar a hablar de vocación tendremos que remitirnos a la epoca del cristianismo, en la cual la vocación se daba como una entrega total a Dios; en esta entrega se preveía seguir sus pasos y llegar al máximo sacrificio. Este máximo sacrifico era morir por la fe.
Martín Lutero cuando nos habla de la vocación y la profesionalización nos establece indirectamente que ambas son un proyecto de vida en la cual la entrega de la persona es para y por su profesión. Así mismo cuando hablamos de competencias docentes ineludiblemente tenemos que hablar sobre el tema de considerar la profesión docente como una profesión de por vida en la cual se involucra el considerar un proyecto de vida dentro y para la profesión del ser maestro. Así que la planificación del proyecto profesional comienza desde la formación inicial; cuando se establece el perfil del egresado de escuelas normales, sin embargo el proyecto de vida se asienta cuando nos centramos en la tarea de planificar el proyecto profesional una vez que ya nos encontramos laborando en el ámbito académico. La definición del proyecto profesional del joven docente como parte integrante del gremio docente y que se integra a la vida profesional, es algo que solo se da en lo individual. Ya que todo el tiempo los docentes están en proceso de inserción laboral en constante evolución, caracterizado por la movilidad , la incertidumbre, el surgimiento de nuevos programas, el manejo de las tecnologías de la educación , entre otros elementos que marcan el proyecto docente.
Las oportunidades de empleo en las instituciones educativas cambian incesantemente, el sentido de la profesión de educador; donde algunos tipos de formación quedan obsoletos, al tiempo que aparecen otros nuevas según las demandas de la sociedad (que en nuestro caso es la aldea mundial y/o la sociedad del conocimiento). Por ello es conveniente tener algo interesante que ofrecer en el mercado laboral educativo nacional e internacional, adquiriendo los conocimientos necesarios y dirigiéndonos a los sectores que ofrecen más oportunidades.
Esto mismo es la razón, por la cual el proceso de actualización educativa no debe esperar tanto en obtener la ayuda del orientador pedagógico para realizar la elección más acertada y aprender a tomar decisiones, asumiendo la incertidumbre y los riesgos que este proceso implica; esto es el sistema educativo debe impulsar y apoyar a sus pedagógicos a encontrar nuevas formas de trabajar los saberes a favor de la mejora de las habilidades de sus docentes y la adquisiòn de competencias de los mismos en el ámbito laboral.
Por esto mismo y por otras tantas cuestiones es importante tener en cuenta que la definición del proyecto profesional de vida de los docentes debe cumplir los requisitos de planificarlo dentro de un todo a largo plazo, tomando en cuenta tal como lo dijo Olaf Fuentes Molinar en una conferencia que dio en el centro de Maestros de Atizapan “Que por las propias causas cambiantes de la sociedad y el mundo laboral, esta planificación no es para siempre, y aunque carezcamos de la incertidumbre de lo que nos espera, hay que prepararnos para ello”.
El docente como formador de mujeres y hombres desde sus mas tiernas edades al permitirles sentir en su proceso de desarrollo que existen, pueden aprender y modificar el medio en el que se desarrollan, les enseña a descubrir el mundo y las posibilidades que el pueden aprovechar, las que deben mejorar y las que deben mantener. Esto se puede decir que al igual que los alumnos el educador desarrolla un cierto tipo de comportamiento al que llamaremos ética docente, misma que se basa en la reflexión permanente sobre las diversas concepciones axiológicas en las cuales se convence la persona así misma y hacia los demás a desenvolverse dentro de una acción pedagógica responsable y comprometida con la familia, la comunidad y la escuela… entre otros elementos que se enlazan dentro de la actividad educativa
Siendo así los hechos el ser maestro significa tener un proyecto profesional de vida en el cual se incluyen una actitud de servicio hacia los niños, la comunidad y la escuela; un proyecto de mejora hacia la comunidad y la sociedad, de la cual es parte y con ello tiene la obligación de conocerla, para mejorarla y mantener sus instituciones al orden del día.

Publicar un comentario