calidad de los articulos

lunes, 15 de diciembre de 2008

EL LAZARILLO DE TORMES

EL LAZARILLO DE TORMES
Aparición y triunfo del Lazarillo

La Vida de Lazarillo de Tormes debió de publicarse en 1552 ó 1553, pero nos ha llegado en tres ediciones de 1554 (Burgos, Alcalá y Amberes), sin nombre de autor.
El problema del autor
* Se desconoce por completo quien pudo ser el autor. La novela esta tan sutil y maliciosamente escrita que resulta equivoca. Para algunos críticos, su autor era un erasmista que, con su sátira, propugnaba una reforma de las costum­bres del clero.
Originalidad y sentido del Lazarillo
En el Lazarillo, por primera vez en la historia de la na­rrativa europea, la realidad contemporánea se convierte en materia de un relato. Lázaro de Tormes sufre hambre, engaños, burlas y explotación.
Primera novela moderna
La crítica internacional reconoce el Lazarillo como la primera novela moderna. En efecto, la novela—genero li­terario de la modernidad—presenta, por debajo de sus va­riedades, dos rasgos fundamentales:
— la acción transcurre en tiempo y lugares bien con­cretos (frecuentemente, los del autor); y
— los personajes es van haciéndose, modificándose, en consonancia con los azares de su vivir.
Esos dos rasgos están ya presentes en el Lazarillo.
* Añádase su carácter de relato en primera persona, que será inseparable de la picaresca.
El lenguaje del Lazarillo
* Los relatos <> (caballerescos, pastoriles, moriscos, etc.) se escribían con un estilo elevado: su natu­raleza fantástica les permite ser narrados con un idioma re­finado, alejado del normal.
* El Lazarillo, que trata de realidades sórdidas, está es­crito en un lenguaje llano, sin artificios, directo. Y cada per­sonaje se expresa dé acuerdo con su condición individual, y según lo que pide el momento: jubilo, tristeza, cólera, etc.
El autor trasladó a la novela este hallazgo expresivo que en otro género, el de la comedia humanística (La Ce­lestina), había hecho Fernando de Rodas.
* Es lo que llamamos polifonía lingüística, que será característica de la novela moderna.
El Lazarillo y la novela picaresca
Todo género narrativo está caracterizado por ciertos ras­gos de la estructura y de los personajes. El Lazarillo fijó los rasgos propios del género picaresco: relato autobiográfico, orígenes deshonrosos del personaje principal, etc.
* Medio siglo después, Mateo Alemán sigui6 ese mo­delo en su Guzmán de Alfarache (1599), novela importan­tísima, y estableció el tipo definitivo del pícaro. Lázaro de Tormes, más que un pícaro, era un desventurado; aunque, a medida que la adversidad endurecía su carácter, se iba haciendo más cínico.
* El pícaro - tal como aparece a partir del Guzmán- es un personaje listo, sin oficio, que urde tretas para robar 0 vivir a costa del prójimo, con escaso sentido moral, y que suele ser víctima de sus propios ardides.
Publicar un comentario