calidad de los articulos

lunes, 4 de diciembre de 2017

¿QUE ES EL FRACASO SOCIAL/ESCOLAR?

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA


¿QUE ES EL FRACASO SOCIAL/ESCOLAR?
                Desde el programa PISA, se define como una expresión cuya virtud es señalar de forma inmediata una realidad social.
·         Se señala como la incapacidad del sujeto para alcanzar un nivel mínimo de conocimientos.
En México encontramos distintos tipos de fracaso escolar que van
                    I.            Desde los que reprobaron la escuela.
                  II.            La abandonaron la escuela.
                III.            Los que no lograron el mínimo de aprendizajes, pero permanecieron en ella
                IV.            Los que tiene estudios incompletos (no la terminaron, o no se titularon)

Esto se puede ver en el bajo rendimiento escolar con los que se muestra sus estudios, pues los datos que  se observan cuando se  observa su desempeño reflejan la “insuficiencia” de sus procesos de comprensión y producción en el trabajo.
Esto es que el fracaso escolar se ha llevado incluso hasta la presidencia de la república o en la cámara de senadores y diputados los cuales con una escolaridad insuficiente en varios niveles; ostentan puesto de imagen pública; lo cual define la inculturalidad de la población a través de sus representantes.
El fracaso escolar es manifestación del poco desarrollo en las habilidades sociales de los mexicanos y es que  el rendimiento escolar en su vertiente de fracaso se presenta como un fenómeno de malestar y desigualdad que se deja sentir más allá de la escuela y que afecta directamente a los estratos sociales.
Por tanto, se puede decir que esta inquietante temática que se trata dentro del ámbito pedagógico, alcanza lo laboral, social, político, incluso económico, del fracaso escolar el reflejo del fracaso social lo que hace necesaria la multiplicación de recursos desde todos los frentes posibles para neutralizarlo y, desde luego, también la coordinación internacional, asumida, por ejemplo, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la OCDE, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), etc. Asimismo, se precisa un marco legislativo consistente que oriente las intervenciones educativas. Hoy, muchas de estas acciones no alcanzan metas valiosas porque responden, en gran medida, a estrategias partidistas, que benefician a unos cuantos y perjudican a la sociedad en su conjunto.

BIBLIOGRAFIA

Publicar un comentario