calidad de los articulos

martes, 8 de agosto de 2017

ELEMENTOS DEBE CONTENER UN DIAGNÓSTICO GRUPAL

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA



ELEMENTOS DEBE CONTENER UN DIAGNÓSTICO GRUPAL + EJEMPLO

http://webdelmaestrocmf.com/portal/elementos-debe-contener-un-diagnostico-grupal-ejemplo/
El diagnóstico es de suma importancia, ya que permite conocer las características de los niños, sus fortalezas y debilidades, entender el porqué de sus acciones y lo más importante, lo que quieren y necesitan para lograr el desarrollo integral de sus capacidades, para qué el profesor pueda registrar como recibió al grupo y así diseñar actividades y planificar lo que se realizara en las jornadas de intervención con el propósito de poner en práctica las estrategias más aptas para el grupo de acuerdo a sus características.
Compartimos la publicación del portal EcuRed con motivos educativos – pastorales, creemos que la siguiente publicación será de mucha ayuda para la comunidad docente.
Diagnóstico grupal
Forma parte del diagnóstico pedagógico integral, permite conocer, analizar y evaluar la situación actual del grupo, teniendo en cuenta sus fortalezas y debilidades. La interrelación entre las tres funciones del diagnóstico grupal apunta a una comprensión humanista de este proceso, dada en la intencionalidad de prevenir desviaciones, modificar actitudes negativas y favorecer el desarrollo integral del grupo. Debe cumplir un conjunto de principios que orienten su realización.
Definición
El diagnóstico grupal es un proceso que se desarrolla a nivel meso del diagnóstico pedagógico integral y que permite conocer el funcionamiento interno del grupo, los mecanismos que explican ese funcionamiento y las vías para alcanzar niveles superiores con el objetivo primordial de pronosticar y potenciar el desarrollo grupal a través de un accionar que abarque, como un todo, diferentes aristas del objeto a modificar
Funciones
Búsqueda, exploración e identificación. Esta función del diagnóstico no va más allá de la descripción del nivel de desarrollo grupal. Por tanto, aquí el proceso se dirige solamente al examen fenoménico de ese objeto de estudio.
Reguladora-orientadora. Esta función está básicamente relacionada con la posibilidad que tiene el diagnóstico grupal de conducir todo el proceso de modificación, sobre la base del establecimiento de un sistema de decisiones, a partir de las estimaciones y el conocimiento de la realidad grupal.
Interventiva, preventiva y potenciadora. Esta función está dirigida a la posibilidad que brinda el diagnóstico grupal de elaborar estrategias en dependencia de sus potencialidades e insuficiencias.
Estrategia
El diagnóstico grupal solo será efectivo si la actividad diagnóstica no se dirige acertadamente sobre la base de una estrategia que se caracterice por:
  1. Una adecuada planificación, en función de los objetivos previamente establecidos.
  2. Una organización que permita la correcta selección de toda la instrumentación, considerando no solo los objetivos establecidos en la planificación, sino además, los objetivos concretos de cada instrumento seleccionado y también considerando la congruencia entre cada uno de los instrumentos en cuestión y todo el sistema instrumental, respecto a los objetivos de la planificación efectuada.
  3. Una ejecución que respondiendo a tales objetivos permita dar solución al problema diagnóstico.
  4. Un control sistemático de todo el proceso y de sus resultados en la medida que se vayan alcanzando, para tener la posibilidad de efectuar los ajustes adecuados en caso necesario. El control incluye la comprobación de la validez de los resultados, asegurando la aplicación en la práctica, del conocimiento obtenido en el contexto específico en que se trabaja, lo que constituye además una medida del acierto de la predicción.
Principios
Para el diagnóstico grupal D. Pérez Matos propone varios principios que incluyen aspectos esenciales:
  • Principio de la finalidad. Se refiere a la subordinación del proceso diagnóstico a objetivos y fines concretos, que deben ser claramente definidos y precisados.
  • Principio del desarrollo. Enfatiza el hecho de que la función principal del diagnóstico consiste en la modificación posterior. El diagnóstico constituye una premisa para trazar las estrategias de desarrollo.
  • Principio de la continuidad. Este principio está estrechamente vinculado al anterior y lo complementa. Supone el paso de un diagnóstico centrado en la clasificación a un diagnóstico centrado en el desarrollo.
  • Principio de la relación dialéctica entre la realidad y la posibilidad. Significa que el proceso de diagnóstico debe permitir caracterizar lo que el fenómeno estudiado es y lo que puede llegar a ser, de acuerdo con sus potencialidades, considerando sus debilidades y fortalezas y las posibles influencias positivas y negativas de su entorno. Implica la dialéctica entre lo actual y lo potencial para posibilitar la intervención temprana y oportuna.
  • Principio de la integralidad. Significa que el proceso de diagnóstico, debe basarse en métodos y procedimientos que permitan obtener un conocimiento integral del fenómeno estudiado.
  • Principio de la individualidad. Sustenta la negación de recetas únicas para abordar el estudio del objeto y niega la posibilidad de tomar caminos rígidos a la hora de estudiar el fenómeno. Supone flexibilidad y enfoque individual en cada paso concreto del diagnóstico.
  • Principio de la diversidad de enfoques. Implica conjugar armónicamente diferentes vías, técnicas y procedimientos que se complementan entre sí, para lograr una información rica; siempre y cuando se parta de una clara concepción teórico-metodológica, que garantice la consistencia interna de todo el sistema.

Importancia
El diagnóstico grupal es muy importante porque este proceso se dirige fundamentalmente a identificar, a categorizar el estado del desarrollo grupal, sobre la base de su caracterización general y a ejercer determinada influencia, con el propósito de lograr su modificación; ya sea desarrollándolo, consolidándolo o transformándolo.
“La finalidad del diagnóstico en última instancia, independientemente del contexto de su aplicación, es el conocimiento de su objeto de estudio, en cuanto a sus manifestaciones, las causas de su comportamiento actual y mecanismos explicativos; la posibilidad de pronosticar sus futuras manifestaciones y tendencias, y el establecimiento de vías concretas para el logro de su modificación y/o transformación”.
D. Pérez Matos
Durante todo el proceso, el objeto de diagnóstico participa activamente, pues dicho proceso constituye una necesidad intrínseca a él mismo, por lo que su implicación favorece el logro de los objetivos propuestos y asegura en un elevado porcentaje, merecer la eficiencia en el desempeño de su encargo social.
Publicar un comentario