calidad de los articulos

miércoles, 24 de mayo de 2017

MODELO PARA ELABORACIÓN DE PROYECTOS EDUCATIVOS Y SOCIALES

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA


AYUDA DOCENTE: MODELO PARA ELABORACIÓN DE PROYECTOS EDUCATIVOS Y SOCIALES.
Neria Rodríguez desde Venezuela comparte
Es común en la actualidad que, como docentes, se nos solicite la diagramación de un proyecto educativo, en cualquiera de los niveles donde ejercemos. Pero ¿cómo se realiza esta tarea? ¿Qué contiene un proyecto? ¿Por dónde empiezo a redactarlo?
Este breve artículo extraído de la web de la Revista iberoamericana de educación nos proporciona algunas pautas para elaborar un proyecto educativo o de intervención social.
MODELO PARA ELABORACIÓN DE PROYECTOS EDUCATIVOS Y SOCIALES.
Introducción
El motivo del presente aporte, responde a un intento para clarificar (de un modo general), la elaboración de proyectos de intervención en problemáticas sociales que se pretenden cambiar o mejorar.
La elaboración de un proyecto puede resultar dificultosa para el docente que intenta elaborar una propuesta que potencie su tarea.
En numerosas oportunidades pudimos observar y comprobar, desarrollos operativos interesantes, ideas significativas, etc., que simplemente se perdían por no encontrar el modo de ser explicitadas.
Esta colaboración, no pretende plantear un modelo o una receta, ya que cada proyecto que se emprende tiene características propias y temporales que imposibilitan su reproducción efectiva, fuera del contexto para el que se originó.
Cada docente que intente proyectar un desarrollo, tiene que tener previsto el necesario análisis del contexto y operacionalizar (llevar a la práctica) en consecuencia.
El proyecto social
Proyectar acciones sistemáticas y fundamentadas, con un objeto definido y metas claras y factibles, surge como una intervención grupal o personal buscando resolver un problema de conocimiento referido a la mejora, o a la corrección, o a la instrumentación de acciones novedosas, ante una necesidad personal o grupal.
Contenido
  • Tema – Área Temática – Núcleo Problemático
  • Punto de partida desde dónde inicio la proyección de un proceso educativo que procura lograr un mejoramiento de la problemática de conocimiento que nos motiva a investigar e intervenir.
  • Delimitación del Tema – Área Temática – Núcleo
  • Focalizar el tema para centralizar el análisis en el tema específico y no atomizar el análisis.
Fundamentación
Representa una descripción del/los condicionante/s que ha/n motivado la propuesta de intervención o el proyecto operativo. Describe el contexto de partida (momento histórico, situación y características detectables de la comunidad, institución, personal, etc.) en donde se sitúa el análisis que proveerá la detección de indicadores iniciales y variables que conformarán un diagnóstico de situación.
Incluye el análisis de enfoques realizados desde otros autores por medio de investigaciones relacionadas a la problemática, documentos de elaboración bibliográfica, otros proyectos que abordaron temas similares o vinculados, etc.
Justifica, desde el análisis, el porqué de la/s intervención/es que se proyectan.
Una vez realizada la fundamentación y diagnóstico del proyecto estamos en condiciones de ejecutar la planificación.
Planificación del proyecto
Es el proceso que determina la dirección hacia adonde ir y los requisitos necesarios para poner en práctica el proyecto.
Diseño de un Proyecto de Intervención social: (E. Ander Egg, 2000)
Para planificar un proyecto educativo, nos respondemos las siguientes preguntas:
  • ¿QUÉ HACER?: Propuesta.
  • ¿PARA QUÉ? : planteamiento del contexto y del problema.
  • ¿A QUIÉNES?: personas implicadas como destinatarios.
  • ¿CON QUIÉNES?: personas implicadas como responsables.
  • ¿DÓNDE? : lugares y espacios en donde se realizan las actividades.
  • ¿CUÁNDO? : cuadro temporal en el que se realizará.
  • ¿CUÁNTO? : Etapas previstas y cantidad de actividades especificas a llevar a cabo.
  • ¿CÓMO? : técnicas a usar.
  • ¿CON QUÉ? : medios e instrumentos con los que contamos.
  • EVALUACIÓN: Monitoreo – Evaluación Parcial – Evaluación Final.
Objetivos generales y específicos
Los objetivos de un proyecto son los logros que queremos alcanzar con la ejecución de una acción planificada.
Los objetivos en un proyecto constituyen el punto central de referencia, son los que conforman su naturaleza y le dan coherencia al plan de acción. Por ello, es muy importante que los objetivos sean:
  • CLAROS: Formulados en un lenguaje comprensible y preciso, fáciles de identificar.
  • FACTIBLES: Posibles de alcanzar con los recursos disponibles, con la metodología adoptada y dentro de los plazos previstos.
  • PERTINENTES: Tienen una relación lógica con el tipo de problema que se pretende solucionar.
Metodología
Proporciona las herramientas y las técnicas mediante las cuales intentaremos transformar la realidad con el fin de mejorarla. La metodología constituye el eje central de un proyecto. Es conveniente evaluarla en función de los objetivos y de los beneficiarios del proyecto.
Para el proceso metodológico es conveniente tener en cuenta:
  • Las actividades a desarrollar en el proyecto. Se especifican las acciones a realizar así como la planificación de actividades variadas para alcanzar los objetivos del proyecto.
  • Especificar las técnicas e instrumentos que se van a usar para la obtención posterior de los datos. Para ello es necesario saber previamente qué datos necesitamos y qué herramientas vamos a utilizar para obtener los datos (observación simple, participante, sistemática; encuestas, entrevistas, cuestionarios, escalas de observación, etc.).
  • Definir el grupo con el que vamos a trabajar. Es decir, a qué personas se dirige el proyecto y qué características tienen. Conviene elaborar una descripción de la población objeto de estudio (edad, sexo, formación, clase social, etc.).
  • Identificar la muestra con la que se va a realizar el proyecto. Normalmente no podemos trabajar con toda la población por lo que nos vemos obligados a seleccionar a un grupo de sujetos que reúnan determinadas condiciones. A estos sujetos extraídos de la población con los que se llevará a cabo el proyecto le llamamos en lenguaje técnico muestra.
Etapas (lo temporal)
Corresponden a las diversas acciones desde el inicio del proyecto hasta el final del mismo. Tiene como finalidad establecer las etapas del proyecto e indicar en qué fechas han de llevarse a cabo las actividades.
La etapas se encadenan en secuencias sucesivas y coordinadas que se articulan entre si. Se determina la duración de cada etapa se define la secuencia de las mismas en el proyecto.
Recursos
Recursos humanos: Identificar a las personas que participarán para llevar a cabo el proyecto y cada una de sus actividades. Definir y distribuir las distintas funciones y tareas. Identificar las distintas actividades y las personas responsables de su realización, así como la capacitación de las personas, la experiencia y el tiempo que podrán dedicar al proyecto.
Recursos financieros: Tener previsto los gastos de desarrollo. Elaborar un presupuesto realista que cubra los gastos materiales, de reuniones, de transporte, de locales, de equipos, de sueldos, etc.
La financiación permite enunciar cómo serán previstos los gastos y qué institución, organización, o actividad/es va/n a financiar el proyecto.
Impacto estimado Proyectar un resultado estimado, apoyándolo en los indicadores iniciales y en el resultado de las conclusiones, surgidas del procesamiento de datos obtenidos (entrevistas, encuestas, observaciones, etc.) y el marco de teoría (aportados en la fundamentación).
Bibliografía
  • ANDER EGG, Ezequiel (2000): La animación sociocultural. Ed. Morata.
  • CHAVES, Patricio (1993): Metodología para la formulación y evaluación de Proyectos, Cinterplan, Caracas.
  • ELLIOT, J. (1993): “El cambio educativo desde la investigación acción”, Ed. Morata.
  • SABINO, Carlos (1995): “Metodología de la investigación” (operacionalización).
Este contenido ha sido publicado originalmente por Revist

Publicar un comentario