calidad de los articulos

martes, 17 de enero de 2017

¿QUÉ ES LA DISLEXIA?

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA

¿QUÉ ES LA DISLEXIA?

La dislexia es un trastorno cognitivo, de carácter persistente y específico. Esto quiere decir que es continuo, no es una etapa sino una característica, y que afecta a un aspecto concreto del aprendizaje que se da en niños que no presentan ningún hándicap físico, psíquico ni sociocultural, y cuyo origen parece derivar de una alteración del neurodesarrollo. Pocos padres la detectan, aunque es relativamente frecuente. Se suele confundir con retraso en el aprendizaje, falta de madurez o limitación en la capacidad lecto-escritora.
Si tienes dudas respecto a tu hijo, observa si le cuesta escribir o reconocer letras o símbolos. Al niño disléxico le cuesta transformar las imágenes en sonidos, por eso el primer síntoma suele aparecer cuando empieza a aprender a leer y todo se complica para él.  Es muy importante diagnosticarla a tiempo para poder tratarla, ya que si no, se corre el riesgo de que el niño acabe siendo un inadaptado en la escuela con los consiguientes problemas de conducta que eso acarrea.
Y tranquilos, sólo es una percepción diferente del mundo, ser disléxico no tiene nada que ver con la inteligencia ni con el esfuerzo.

Señales de que tu hijo puede tener dislexia:
1.       Problemas con el orden de las secuencias: días de la semana, meses, años.
2.       Omisión o colocación inadecuada de letras al escribir.
3.       Falta de concentración y atención.
4.       Dificultad para aprender el alfabeto y las tablas de multiplicar.
5.       Problemas para recordar el nombre de las cosas.
6.       Habilidad manual por encima de la lingüística.
7.       Dificultad para aprender a leer y a escribir.
8.       Se expresa mucho mejor hablando que escribiendo.
9.       Pobre comprensión lectora, necesita leer varias veces el texto a asimilar.
10.   Es compulsivo con el orden o extremadamente desordenado.
11.   Tiene poca coordinación motriz y falta de equilibrio.
12.   Es creativo e imaginativo.
13.   Aprende mejor experimentando, haciendo cosas con las manos.

La dislexia como algo positivo. ¿Es posible?

Ron Davis, en su libro El Don de la dislexia, nos dice que el pensamiento en imágenes de un disléxico es de 400 a 2000 veces más rápido que el pensamiento verbal y además es mucho más completo, profundo y amplio, debido a que una imagen se ajusta mejor a lo que una palabra quiere expresar o significar.
Esto es un buen comienzo pero hay más: cuando el aprendizaje es experimental, una persona con pensamiento visual (persona disléxica) será capaz de comprender más rápidamente que una persona con pensamiento verbal. Muchos adultos disléxicos acaban teniendo trabajos que requieren capacidad espacial, como arquitectura, diseño, escultura… pues visualizan los proyectos antes de hacerlo sin dificultad.
Suelen ser más intuitivos que otras personas, gracias a las imágenes mentales que usan que evitan procesos largos de deducción. Por ejemplo, pueden saber las respuestas de los problemas matemáticos sin preocuparse de los pasos convencionales a seguir, no les hace falta usar lápiz y papel. En realidad es un tipo de razonamiento muy desarrollado. La teoría de la relatividad de Einstein le llegó como una intuición: para él el concepto era simple, para una persona normal es casi incomprensible.
También son más curiosos que la mayoría de las personas, debido a que su pensamiento va más rápido y usan todos los sentidos para reconocer el entorno. Ha habido en la historia muchos genios disléxicos como Albert Einstein, Thomas Edison y artistas como Leonardo Da Vinci o Walt Disney, para los que la dislexia no fue rechazada sino aprovechada para su evolución personal.
Así que si tu hijo tiene dislexia diagnosticada, aprovecha sus capacidades y úsalas como una ventaja en su vida, porque seguro pueden serlo.


Publicar un comentario