calidad de los articulos

lunes, 16 de enero de 2017

LA LEYENDA DE LA SABILA.

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA

LA LEYENDA DE LA SABILA.

En Guanajuato, vivió un hacendado muy poderoso, el cual tenía muchas tierras donde había cultivos; esas tierras todo el año le daban hermosas cosechas.
El hombre, al regresar todos los días de ver sus tierras, sus cosechas y sus animales, veía a la entrada de su hacienda una plantita verde como maguey, la cual, año con año se veía y nunca terminaba su hermosura.

Entre las mujeres grandes que atendían la hacienda, había una muy especial que se llamaba Sábila. Ella regaba y cuidaba a la plantita que crecía a un costado de la puerta principal de la hacienda.

Un día, el hijo mayor del hacendado, sufrió un grave accidente en una de sus piernas, en la cual tenía una grave herida; ésta se le paralizó y no pudo caminar.

El hombre desesperado, pidió ayuda a las mujeres que atendían la hacienda, inmediatamente llegó la viejita que se llamaba Sábila, quien al ver el grave problema le dijo al hacendado: “corra usted a la entrada principal y encontrará a un costado una plantita en forma de maguey, corte una penca, córtela a la mitad y tráigame la pulpa de en medio.

El hacendado hizo inmediatamente lo que le pidió la viejecita.

Puso la viejecita la pulpa transparente y carnosa sobre la herida del hijo mayor, y lo vendó perfectamente.

Al tercer día, el joven estaba perfectamente curado y cicatrizada la herida. El hacendado al ver el milagro, corrió inmediatamente a darle las gracias a la viejecita, pero al llegar a su choza la viejecita había desaparecido.

El hombre la buscó por toda la región durante mucho tiempo, al ver que no aparecía se dio por vencido y regresó a su hacienda.

Al llegar vio que la plantita había crecido y se había puesto más bonita y grande. Al verla, el hacendado se sorprendió al acordarse del milagro que había hecho la plantita, y en agradecimiento a la viejecita, el hacendado le puso como nombre... SABILA!

 — 
Publicar un comentario