calidad de los articulos

jueves, 8 de diciembre de 2016

LA CONSTRUCCIÓN DE HABILIDADES MEDIANTE LA PRÁCTICA

                                                      ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA




                 LA CONSTRUCCIÓN DE HABILIDADES MEDIANTE LA PRÁCTICA


El trabajo del docente en la escuela se centra en: crear oportunidades para que los niños observen, manipulen objetos y practiquen habilidades interpersonales y académicas.
Aquellos resultados esperados se estipulan, aunque mínimamente en el plan y programas de estudio vigentes, aunque los resultados de la investigación conforme al programa PISA o ENLACE han dado muestras de un bajo rendimiento escolar en los alumnos que cursan educación básica y, además puntualizan la existencia de problemas con compañeros en la escuela son los dos factores importantes que pueden predecir el desarrollo de la conducta antisocial y el consumo de drogas y alcohol en la adolescencia.
El hecho es que ambos factores se relacionan, a su vez, en el desarrollo de habilidades académicas y socialmente escasas. Esto se da porque en lo general, aunque los maestros fijan su atención en las habilidades académicas de los niños, también pueden desempeñar un papel importante al ayudarlos a interactuar de manera apropiada con sus compañeros.
 Algunos de los programas más efectivos para evitar el consumo de drogas, alcohol o tabaco enseñan a los adolescentes y a sus maestros cómo ser capaces de resistir la presión de sus compañeros para involucrarse en una conducta problemática.
Dentro de los enfoques educativos la prevención efectiva que comienzan de manera muy temprana se centran en enseñar a los niños a llevarse bien con sus compañeros y a encontrar soluciones para resolver conflictos.
·         Los niños aprenden habilidades interpersonales de diferentes maneras.
·         Observan cómo sus padres, maestros y compañeros manejan ciertas situaciones y aprenden de lo que ven.
Los adultos también los instruyen respecto a cómo comportarse. Sin embargo, algo muy claro resultante de la investigación respecto a cómo enseñar a los niños a resistir las presiones de sus compañeros para consumir tabaco, alcohol o drogas, es que la instrucción de los adultos no es suficiente. También es crucial practicar las habilidades. Los niños deben generalizar lo que han aprendido en situaciones de la vida real. Enseñar a los niños cómo manejar situaciones problemáticas será mucho más efectivo si toma en cuenta:
a) la instrucción y las oportunidades de observar a otros comportarse de manera efectiva;
 b) la práctica y la retroalimentación de las habilidades que están aprendiendo;
 c) la instrucción en muchos de los diferentes ejemplos 22 de habilidades, y
d) consecuencias positivas de los adultos o compa- ñeros, cuando los niños utilicen sus habilidades en su vida diaria. Además, los niños deben aprender habilidades que se adapten a su cultura y que los ayuden a reaccionar con efectividad ante las situaciones que se les presenten.
En la escuela y en la comunidad
• Los maestros y los padres deberán conducirse con formas que muestren a los niños cómo manejar problemas adecuadamente. Los niños imitan la conducta de aquellos a quienes consideran importantes.
 • Enseñar a los niños pequeños habilidades interpersonales para manejar los conflictos de manera pacífica y cooperativa con los demás. Los niños también pueden beneficiarse al aprender habilidades cognoscitivas para reconocer situaciones problemáticas, al detenerse a pensar, más que responder impulsivamente, lo que puede generar modos de resolver problemas, así como evaluar las consecuencias de diferentes soluciones.
 • Enseñar a los adolescentes formas específicas para manejar situaciones en las que sus compañeros los invitan o los presionan a consumir drogas, tabaco, alcohol o a involucrarse en actividades delictivas, o conductas sexuales riesgosas.
 • Incorporar en el salón de clases la enseñanza de habilidades interpersonales. Asegurarse de que los niños tengan muchas oportunidades de practicar las habilidades que vayan aprendiendo y que reciban retroalimentación acerca de su desempeño.
 • Enseñar a los niños a utilizar las habilidades que tengan mejores resultados en situaciones de la vida real. Siempre que sea posible, hay que asegurarse de que tenga consecuencias positivas la utilización de dichas habilidades. Es probable que los niños abandonen lo que han aprendido si intentan una nueva conducta que no les funcione.
 • Los niños que tienen problemas para llevarse con los demás, tendrán más dificultades que otros en el aprendizaje y dominio de las habilidades interpersonales. Es probable que necesiten más práctica y retroalimentación que los demás, así como intentos más sistemáticos para ayudarlos a aplicar lo aprendido.


 Referencias: Gottfredson (2001) y Eliott y Gresham (1993).
Publicar un comentario