calidad de los articulos

lunes, 12 de diciembre de 2016

LA ADQUISICIÓN DE LA MORAL Y LA ÉTICA EN LA SOCIEDAD Y EN LA ESCUELA

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA


LA ADQUISICIÓN DE LA MORAL Y LA ÉTICA EN LA SOCIEDAD Y EN LA ESCUELA
                La moral y la ética se van adquiriendo por experiencia, en la casa aprendemos a respetar las cosas de otros aunque sea común que el niño grande le robe la mamila al pequeño para seguir alimentándose aunque se por gula o por demostrar superioridad; la conducta preferencial de los padres hacia sus hijos establece ciertas reglas morales; la conducta de otros padres hacia otros niños  de otra familia enseña  al niños sobre moral y ética, la promiscuidad del hogar el trato con los primos establecen las primeras reglas morales en el sujeto, el trato con los primos, las primas, los vecinos, los compañeros de religión etcétera son pautas que  orientan la brújula moral de las personas; al entrar a la escuela el trato con otros, el aprender a defender sus derechos a un espacio, a tener sus propiedades son otros orientaciones que impulsan el establecimiento de nuevas reglas donde se incluye el aprender a sortear el bullying.
                Entonces el trato con el maestro, los compañeros de aula, el compañero de escuela viene a determinar la manera en que se adquiere las normas morales y éticas entre los niños y los jóvenes.
                Como ya se mencionó, las normas morales y éticas se dan en la práctica y el primer lugar donde se empieza a trabajar con una doble moral es en la casa; cuando el niño observa que se habla a espalda de otro; no se tiene sutileza al hablar de los demás o al criticar; aprende a mentir, a esconderse; luego en la escuela aprende otras cosas; pero no a juzgar su conducta moral o las de sus compañeros; mucho menos las éticas.
Y aunque el programa educativo establece ciertas reglas morales y éticas; no todos los maestros se detienen a tratarlas con los alumnos; sino que los dejan ante la experiencia como animalitos para que las aprendan por si mismos; y cuando estos no las aprenden los hostigan o avergüenzan.
Ejemplos encontramos muchos, cuando platicamos con los compañeros, padres de familia y alumnos; pero poco o nada se tratan como temas escolares; en lo que hace falta la intervención del adulto; porque recuerden que esto se aprende en la vida de manera practica en un ejercicio constante.

Publicar un comentario