calidad de los articulos

martes, 22 de diciembre de 2015

EL FORMADOR DOCENTE

ESTAR ACTUALIZADO CADA DÍA


EL FORMADOR DOCENTE
                Yo, Fèlix  Mendoza Garduño, aunque no muy bien o convencido en un 100%, me asumo como formador; porque reiteradamente trato de trasmitir a mis semejantes algunos de los conocimientos teóricos y prácticos adquiridos en el trabajo frente a grupo, con el trato con otros docentes  de diversos niveles; maestros normalistas, universitarios, formadores de docentes con E n el CECMEM, el SUCAD, DECAD y la subdirección de educación y formación para el magisterio estatal: pero no solo se trata de trasmitir conocimientos, actitudes y formas de pensar; al igual se comparte algunas aptitudes adquiridas, que puedan ser  de  utilidad a los sujetos en formación para el desarrollo de habilidades docentes ; de tal manera que el  receptor al terminar el aprendizaje no solo tenga los conocimientos necesarios, sino que además sepa aplicarlos  conforme a la demanda que se suscite en su entorno.
Una buena formación para el universitario uacemita que actualmente comparte con nosotros la formación en habilidades docentes; es  reconocida en buena media en la forma en que  ha contribuido a mejorar a los participantes a sí mismos(presentándolos frente a sujetos cono necesidades de aprendizaje; adultos, niños, profesionistas;  para que  el aprendiz de  formador se ayudara de herramientas, conocimientos psicopedagógicos y didácticos al igual que de habilidades de planificación, organización y gestión, debe ser un buen comunicador, saber escuchar, tolerante, respetuoso, saber trabajar en equipo, saber tomar decisiones, saber dejar al grupo desarrollarse por sí mismo bajo su supervisión del grupo de SOLIDES A.C). Para la Asociación Civil es importante que todo el que participa en el proceso de formación aprenda a responder a las necesidades y demandas que se hagan, para todo esto debe saber crear situaciones y  condiciones óptimas  de aprendizaje y de participación; Pero no todo queda ahí, después hay  evaluarlos para determinar si se ha cumplido correctamente todos los objetivos y de que podrán utilizarlos dentro del medio socio-económico y cultural donde se desarrollan.
Actualmente se trata de formar como formados al UACEMITA sabiendo que la necesidad de re-ordenar y actualizar la formación universitaria que recibe y el perfeccionamiento profesionales de él mismo formador es vital para hacer crecer a su universidad  en los próximos años; lo  se hace patente cuando se analizan las nuevas demandas de cualificación que requiere la práctica en el proceso de conducir a otros hasta el dintel de su propio estilo para aprender. El sujeto que esta en formación sabe que estas nuevas demandas tienen su origen en:
  • La reforma educativa del país.
  • Las políticas de globalización que enfrenta México
  • los cambios profundos que se han producido en el ámbito tecnológico y en las estructuras organizacionales de las empresas, la modificación de las formas de organización de los procesos de enseñanza aprendizaje y el desarrollo y adaptación del propio contexto didáctico al entorno formativo.
  • Las modificaciones en la política nacional en materia educativa.
  • En la ley de autonomía de la universidad UACM
Como bien sabemos la sociedad actual exige una formación profesional acorde con los procesos de cambio que demanda el sistema de producción de la sociedad mexicana por ello es importante estar al tanto de los Procesos de cambio en la formación profesional tanto como alumnos o como docentes; porque todos se ven afectados ante los cambios  que se están produciendo en el ámbito social, económico, laboral y tecnológico.
·         Por ello, se hace necesario que el personal técnico docente y los alumnos adquieran una sólida formación para poder dar respuesta a estas nuevas exigencias, tanto en el terreno de los contenidos curriculares como en las nuevas formas didácticas.
·         La necesidad de formar de una manera más específica al personal técnico docente con competencias profesionales en situaciones tan diversas como formación en universidades; preparatorias, Escuelas normales , centros de aprendizaje, talleres de aprendizaje y en las mismas zonas de producción de la empresa, hace preciso una redefinición de cuáles son las funciones y tareas pedagógicas del formador docente.
·         Y se le llama docente, porque hará del principio del aprendizaje del otro su propósito esencial.

En el campo de las escuelas el docente de educación básica se dedica a formar futuros ciudadanos; perro en el campo profesional como menciona en su fase de periodista Gabriel García Márquez; el formador ha de formar reporteros; el que es formador de policías forma ese aspecto profesional del trabajo y el docente universitario es formador de profesionistas
Por tanto; Funciones y tareas pedagógicas son de formador no de instructor, por qué:
·         Ante la actividad principal del formador universitario (maestro de la universidad) no se permite concentrar sobre todo en la transmisión de los conocimientos técnicos (competencia técnica). Con la aplicación de la ley de autonomía de la UACM pasa a ocupar un primer plano la adquisición de la competencia de acción profesional, aunque es preciso indicar que la transmisión de conocimientos sigue siendo un componente importante, sin embargo esta nueva orientación formativa significa también un mayor radio de acción de la competencia pedagógica por parte de los formadores. Obviamente  que la persona que desee transmitir la competencia metodológica o social, ha de conocerla y dominarla previamente a través de un curso de formacion docente; que puede ser desarrollado tanto por el formador como por el sujeto en formacion.
Se puede decir desde este curul  que se habrá de superar la concepción que se tiene sobre lo que requiere la formación docente del maestro universitario; como es:
Considerar que su función solo queda en
  • Capacitar: En el sentido de transmitir conocimientos técnicos, destrezas, habilidades psicomotóricas para la realización de una tarea (es importante diferenciar el concepto capacitar – entendido como competencia técnica – del concepto educar).
  • Educar: El formador cumple también una función educativa como modelo ideal a seguir. Representa unos valores sociales y éticos que van a conformar en gran manera el desarrollo del alumno o aprendiz.
  • Evaluar: No debe entenderse la evaluación como un instrumento meramente selectivo, es decir, como realizar exámenes, test, etc., sino como la principal fuente de retroalimentación del alumno.
  • Asesorar: Tenemos que tener siempre presente que cuando hablamos de formación profesional inicial (Sistema Dual) nos estamos refiriendo a jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y 18 años y la función del formador no se limita al asesoramiento técnico –pedagógico, sino que abarca también los aspectos Psico-sociales. La tolerancia, el respeto a la libertad, la creencia en el valor del diálogo y consenso constituyen un conjunto de valores fundamentales para la formación de los jóvenes y el posterior desempeño de su actividad profesional.
  • Innovar: El término innovación implica en un principio, el fomento de una cultura organizacional orientada a la solución de problemas. Por ello, en la actualidad, la innovación es una de las palabras claves para la dirección de las organizaciones. Aunque el término puede implicar una cierta ambigüedad, ya que puede designar al mismo tiempo un proceso y su resultado, la definición más extendida en el contexto europeo de innovación es:
"Sinónimo de producir, asimilar y explotar con éxito una novedad en las esferas económica y social, de forma que aporte soluciones inéditas a los problemas y permita así responder a las necesidades de las personas en la sociedad".
En este contexto el formador uacemita cumple con un rol muy importante como moderador o fuente de introducción de nuevos criterios, métodos, actividades, etc. Como se desprende del expuesto, el término innovación está estrechamente relacionado con el desarrollo y fomento de las denominadas competencias:
a)      Técnicas y
b)      Metodológicas.
c)       Razonamiento critico
Desde que aparece  la Ley de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (Ley publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, el miércoles 5 de enero de 2005) con la última reforma publicada en la gaceta oficial del distrito federal: 21 de diciembre de 2007. Esta deja muy en claro el tema sobre la  Aptitud Pedagógica y Laboral para Formadores de los futuros profesionistas que egresan de la UACM. El aspecto más significativo de este nuevo concepto pedagógico radica en la vinculación de los problemas reales de la práctica profesional con los métodos y estrategias de aprendizaje. (Lineamientos 1, 4, 7 y 9)
De esta forma se  deja muy en claro que el formador pasa de ser un mero transmisor (intermediario) de contenidos que domina el proceso de aprendizaje, para convertirse en un "asesor; moderador; tutor; acompañante" de los procesos de enseñanza aprendizaje autónomos de los alumnos o sujetos en formacion profesional. Entonces:
                                I.            La principal tarea del formador consiste en apoyar el proceso de aprendizaje y no en dirigirlo.
a.       Y una de sus principales funciones, en su nuevo rol, será la búsqueda de soluciones técnicas creativas para incorporarlas a la práctica formativa cotidiana.

                                            II.                El perfil deseable de un formador deberá ser el de un profesional capaz de analizar el contexto en el que se desarrolle su actividad y planificarla, creando y desarrollando secuencias de aprendizaje vinculadas a la realidad de la práctica profesional. Tal como viene indicado en el titulo primero, articulo cuatro; Capitulo dos, articulo 6 de la ley de autonomía universitaria.
a.       El objetivo para el formador y el sujeto en formacion  debe ser preparar a los formadores para que desempeñen su función como asesores de aprendizaje y planificadores de procesos de aprendizaje y sepan transmitir el conjunto de instrumentos metodológicos para tal fin”.


BIBLIOGRAFIA:


Publicar un comentario