calidad de los articulos

lunes, 3 de marzo de 2014

Aforismos de Eduardo Oscar Pech

ESTAR ACTUALIZADO CADA DÍA

Aforismos de(Eduardo Oscar Pech) OP:

Tiene días que estoy pensando en Benito Juárez. Es un hombre al que admiro. Uno tiende a medir la inteligencia de los hombres ya sea por sus hechos, o porque sus palabras suenen “inteligentes”. De don Benito solo le conozco el dicho: “El respeto al derecho ajeno, es la paz”. Y sí, chance es muy sabio, pero se me hace muy poco. No puedo creer que un hombre medianamente inteligente no pueda crear más aforismos. Vaya, si se me permite ser irreverente, hasta mi abuelita Pina tenía más dichos, aunque algo me dice que fuera de “Es fina la gallina”, casi todos sus dichos eran de la mera sabiduría popular.
Yo he sido una persona de muchos adagios. Tanto, que ni siquiera los tengo registrados y muchos se pierden en la noche de los tiempos. Algunos de estos los compartí con ustedes cuando fueron mis alumnos:

“Quien tiene el conocimiento, tiene la responsabilidad”

“La amistad es un perfume demasiado costoso como para ponerlo en cualquier vasija”

“Este mundo es de los aventados. Pero hay que saber cuándo aventarse”.
Ahora, por mi trabajo, me veo obligado a pensar en función de aforismos. Aquí comparto algunos, por si a alguien le interesa:
  • Evita al terco y necio: una vez que se cree poseedor de su propia verdad, se vuelve ciego incluso al sol, aunque lo tenga de frente.
  • La televisión es un invento que te permite ser entretenido en tu sala, por gente e ideas que no dejarías entrar en tu casa
  • El prejuicio es un tipo de ceguera que nos impide identificar a quienes podrían ser nuestros mejores amigos
  • Al ir a la escuela aprendemos que el mundo es un lugar hermoso, que necesita ser descubierto.
  • Estar descalzo te ayuda a estar felizmente cerca de la vida
  • Mi corazón salta cada vez que te ve, pero cuando me sonríes, o me miras de cierta manera, me robas la capacidad de concentración por días enteros.
  • Cuando aprendes a descubrir la belleza en la vida, te vuelves un imán de felicidad
  • Los tres pecados mayores son el orgullo, la ingratitud y la ignorancia. Todos somos culpables de los tres. Sólo ten cuidado de no combinarlos, o tus manos terminarán manchadas con la sangre de quienes más amas.
  • Bien mirado, son contadas las ocasiones en la vida en que uno alcanza ese estado casi beatífico en que uno puede decir con sinceridad: "Vida, nada me debes, Vida, estamos en paz". Este es uno de esos y estoy asombrado de que dure tanto tiempo.
  • Cuando todo es negro, cuando simplemente ya no hay esperanza, suelo decirme: "Óscar, ¿quieres ver un milagro? Inténtalo sólo una vez más", y así, lo intento sólo una vez más, y luego otra vez más, y una más todavía, sin rendirme, hasta que sucede el milagro.
Acaso nada de esto es profundo o valioso, pero al menos quise compartirlo con ustedes, que es como una manera de decirles que pienso en ustedes, queridos amigos y familiares. 
Un abrazo:

Óscar Eduardo Pech Lara aporta esto para su lectura

Publicar un comentario