calidad de los articulos

lunes, 27 de mayo de 2013

ESCUELA DE MATONES

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA


ESCUELA DE MATONES

                S e ha puesto muy de moda hablar sobre el Bullying en las escuelas pero parece que se nos olvida que este tipo de acoso siempre ha existido y bajo el cuidado del maestro y la sociedad se controlaba; si en el aula algún alumno o algunos alumnos se violentaban; la presencia del maestro y de los padres de familia calmaban los ánimos. Este tipo de formación escuela sociedad hicieron lo que ahora vivimos como sociedad.

                Como muchos docentes saben o habrán de aprender existe una estructura de la violencia que se forma de la genética del sujeto y de la relación de este con el  ambiente; esta estructura acompaña al niño que se cataloga como violento; hecho psicosocial que le acaban conduciendo a meterse en problemas.

                Existen estudios desarrollados con alumnos determinados como violentos que determinan que al no aprender a controlarse este alumno se encamina hacia la violencia; pero con una ayuda oportuna a estos niños en su tendencia antisocial, esta se canaliza antes de que se metan en problemas.

                El encargado de detectar, canalizar y a veces de atender estas situaciones es el docente; que en no pocas ocasiones se ve solo ante la situación; porque los padres no ven problema alguno en que sus hijos sean violentos. Deslindarse de esta responsabilidad es preparar al niño para ser un matón en violencia; pues siempre tendrá en cierta forma que enfrentar a otro más violento y esto conducirlo por otros caminos. Pero sin llegar a una tragedia; podemos pensar que, adquirir un control sobre el enojo median un tratamiento de socialización cambiará la vida de los educandos.
 

                Dentro de las habilidades que ha de invitar a  desarrollar el docente a sus alumnos es la de control de sus sentimientos de temor, ira y enojo porque al tomar conciencia de sus sensaciones físicas (como enrojecimiento, elevar la temperatura, tensar los músculos);  han de interpretar estas  como señales que requieren control para no actuar impulsivamente.

                El docente en pláticas y en sesiones invita a los niños a charlar sobre la ira y como aprender a controlarla; comentar sobre hechos que le acontecen y en los que se ven envueltos y la manera en que controlan sus sentimientos de ira o temor. Han de comentar en grupo como se maneja la situación y la forma de controlarse, alejarse del peligro o protegerse. El análisis de las situaciones coloca al alumno en situación de control de los hechos y previene ser víctima de bullying; o por alguna situación ya presente volverse un matón.

                El prevenir situaciones encontrar forma de desahogar sus tenciones  ayuda al niño violento a controlar sus sentimientos y a los que les rodean a conocer al sujeto y apoyarle en su control; porque las respuestas no son automáticas, se va aprendiendo sobre la practica; con acciones positivas de prevención desde la escuela; con las actitudes del docente y del grupo al que pertenece el  o los alumnos violentos.

                Por esto la importancia del trabajo del docente, el cual previene la participación del alumno en actos de violencia o vandalismo; propiciando que no participe en una escuela de matones.

Que tengo que agradecerle  

al sol que me a calentado,

si de chico fui a la escuela

y de grande fui soldado.

                         Pito Pérez

 

The corzo

 
Publicar un comentario