calidad de los articulos

sábado, 25 de febrero de 2012

ES OBLIGACION DEL MAESTRO ,ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA


EL ESTADO MEXICANO Y SU PARTICIPACION EN EL DISEÑO DE LAS POLITICAS EDUCATIVAS EN EL SIGLO XXI.


El concepto básico de estado en el siglo XXI, se remonta a una construcción histórica que se va formando desde los albores del siglo XVIII con las ideas de muchos autores; porque este concepto es un proceso social que lleva consigo la responsabilidad de planear y regular en forma eficiente las operaciones de una nación como la mexicana, para lograr un concepto de país. SE sabe que el estado requiere del empleo de la autoridad para organizar, dirigir, y controlara a subordinados responsables (y consiguientemente, a los grupos que ellos comandan), con el fin de que todos los servicios que se prestan sean debidamente coordinados en el logro del fin.

Al estado mexicano se le concibe como instrumento al servicio de los intereses políticos en juego y de las fuerzas políticas que actualmente gobiernan esta nación. Así unos y otros partidos y políticos participan en los fenómenos del poder, que buscan justificar los mecanismos de acción, coacción y dominación de los diversos estratos sociales; que ostentan un cierto tipo de poder o producción de bienes , porque éste es una de las tantas expresiones de la vida económica y política que se ve en el estado.

La visión actual del estado “soberano “se ve permeada por acciones de sometimiento disfrazas de acuerdos en líneas que explican el sometimiento de la soberanía en aras de la entrega o rendimiento de cuentas de lo que hace el estado en diferentes campos; entre los que destaca el educativo.

En el cual establece políticas que de entrada buscan el sometimiento del docente a ciertas líneas de trabajo de orden internacional; para pasar a explicar que es lo que deben aprender los alumnos; el grado de aprendizaje; los conocimientos que se privilegias; los tiempos para aprenderlos y los que deben permanecer en reclusión dentro de las escuelas.

Las políticas no dictan mejores ingresos, ni espacios mejor calificados para la formación de los docentes; más bien establecen mayores horas de trabajo; en espacios donde el encierro de los alumnos sea un contenedor de inquietudes. No de formación ni de cumplimiento del perfil de egreso.

Las políticas si dictan líneas de sometimiento, la formulación de estrategias que obliguen al maestro a someterse al sistema político con una mayor carga administrativa, sobrecargando de actividades a los docentes con tareas que los enclaustren en espacios donde sus palabras queden encerradas entre cuatro paredes y no sometan a un escrutinio las políticas educativas actuales.

Publicar un comentario