calidad de los articulos

martes, 20 de diciembre de 2011

LA LITERATURA HOY


video

             La literatura en los tiempos presentes se vuelve una herramienta para conocer el mundo, para pasar el tiempo y poder enfrentarnos a nuestros miedos y silencios; la lectura se vuelve una habilidad para leer en voz alta para intentar pronunciar palabras; porque las palabras descubren las cosas ocultas; porque los hombres tienen miedo a lo desconocido; a lo innombrable.


           Entonces el que lee en voz alta (diría Felipe Garrido); aprende a descubrir que todas las historias no son más que elaboraciones lingüísticas complejas (tal como lo diría Chomsky); palabras que intentan darle nombre a nuestras heridas, a nuestros miedos haciéndolos de esta manera menos atemorizantes. El lector vera en ello, el inmenso valor ético y civil de aquel que narra, de que lee y traduce en las palabras que actualmente utilizamos un texto escrito hace años. Donde también tenían miedo a lo desconocido, a la soledad, la obscuridad y a la ignorancia; pero, cuando una persona conoce lo que le asusta, puede escapar de ello; puesto que nombrar es conocer (Vigostky); por tanto el que se escribe; ayuda al que lee a dominar sus miedos.

            Todos sabemos que existen personas que solo ven en los libros algo repelente, austero alejado de la vida; mientras que para otras tantas personas, estos son una fuente infinita de placer; pero volviendo a los que no leen ni se acercan a un texto sienten miedo y aberración por el texto; si ellos pudieran exterminarían los libros(hecho que ya aconteció en muchas ocasiones).

             Los que leen y hasta los que no leen; saben que a través de un libro se tienen sentimientos angustias, temores y que esto se comparte con los lectores; es tal vez una fuerza o vitalidad que emana del texto. Tal vez algo que el que escribió, dejo plasmado en sus letras; así describe Víctor Hugo, algunos signos que aparecen en Notre Dame y que impactan al escritor y luego al lector.

              El lector común y corriente no tiene interés en ser culto; o lo que desea la literatura; él se interesa en sentir la emoción al leer a Gustavo Adolfo Becker, Antoni Machado, Jaime Sabines o a Mario Benedetti entre otros. Los libros que lee los recomiendan sus amigos, maestros o los comerciales que se ven en la televisión.

             Aunque en realidad lo medios populares como la televisión y la radio no son muy buenos para fomentar la literatura; el periódico y las revistas han sido históricamente medios de difusión de las grandes obras literarias.

           El principal medio de difusión de las obras literarias se ha dado en la escuela; especialmente en estos últimos 10 años; si comentamos la historia sin fin; y en ello a Sebastián; hablaríamos sobre un niño solitario y diferente, vuelto hacia su interior; sabremos que sus amigos eran los libros.

Publicar un comentario