calidad de los articulos

martes, 23 de junio de 2009

EL DESARROLLO DE COMPETENCIAS




EL DESARROLLO DE COMPETENCIAS EN EDUCACIÓN BÁSICA



clave para el aprendizaje permanente



Las múltiples prácticas docentes nos han demostrado que el desarrollo de competencias en los alumnos es clave en el desarrollo de sus estrategias para el aprendizaje permanente, en tanto que combinación de conocimientos, capacidades, actitudes y valores sean adecuados para atender una determinada situación. El desarrollo de competencias intelectuales es fundamental para todo individuo en una sociedad basada en el conocimiento. por lo tanto estas competencias comportan un valor añadido al sujeto que egresa de educación básica en el mercado laboral, en el ámbito de la cohesión social y de la ciudadanía activa al aportar flexibilidad, adaptabilidad, satisfacción y motivación.
Un hecho practico es que todos los ciudadanos deberán adquirirlas, todo esto fundamentado en el artículo 3ª constitucional, ley general de la educación, plan y programas de estudio (RIEB2009), donde se muestran como una herramienta de referencia para asegurar que dichas competencias clave se integren plenamente en las estrategias e infraestructuras del aprendizaje en cada sujeto en el marco del aprendizaje permanente.
Redundando en lo dicho es necesario dejar muy en claro que las competencias de todo tipo que se desarrollan en educación básica son clave para el aprendizaje permanente de los alumnos de todos los niveles; especialmente en educación básico donde se constituyen en un conjunto de conocimientos, capacidades , actitudes y valores adecuados al contexto de cada comunidad e individuo y por los tanto son particularmente necesarias para la realización personal de los individuos y para su integración social, así como para la ciudadanía activa y el empleo que habrán de desarrollar durante su vida dentro de la comunidad.
Así queda clarificado que las competencias que se adquieran en educación básica son clave del progreso social e individual y por eso mismo resultan esenciales en una comunidad del conocimiento ya que a través de ellas se garantiza una mayor flexibilidad de la mano de obra, lo que le permitirá adaptarse más rápidamente a la evolución constante de un mundo que se caracteriza por una interconexión cada vez mayor entre sus miembros.
Como se ha mencionado las competencias clave del aprendizaje permanente se constituyen en capacidades que son un factor esencial de innovación, productividad, competitividad y competencia, por lo que contribuyen a la motivación y la satisfacción de los trabajadores, así como a la calidad del trabajo.
El programa RIEB 2009 marca que:
A. Son los jóvenes educandos los que al final de la educación básica deben adquirir las competencias clave porque::
a. al término de la enseñanza obligatoria les prepara para la vida adulta, en especial para la vida profesional, y que también constituye la base para el aprendizaje complementario;
b. los adultos, a lo largo de sus vidas, y en el contexto viven dentro de un proceso de desarrollo y actualización permanente.
Así la adquisición de las competencias clave responde a los principios de igualdad , equidad , calidad y de acceso. Dentro de marco de referencia que atañe particularmente a los grupos en desventaja, cuyo potencial de aprendizaje se apoyará especialmente con este tipo de trabajo en el aula.
Ocho competencias clave
En el presente marco educativo a nivel internacional se definen ocho competencias que son consideradas clave porque en ellas de describen los conocimientos, capacidades , actitudes y valores esenciales que se vinculan a cada una de ellas, además de que se encuentran diluidas entre los propósitos que se señalan dentro del plan y programa RIEB 2009. Estas competencias clave son:
· La comunicación en la lengua materna, que es la habilidad para expresar e interpretar conceptos, pensamientos, sentimientos, hechos y opiniones de forma oral y escrita (escuchar, hablar, leer y escribir), y para interactuar lingüísticamente de una manera adecuada y creativa en todos los posibles contextos sociales y culturales.

· La comunicación en lenguas extranjeras, que implica, además de las mismas competencias básicas de la comunicación en lengua materna, la mediación y comprensión intercultural. El grado de dominio depende de varios factores y de las capacidades de escuchar, hablar, leer y escribir.
· La competencia matemática y las competencias básicas en ciencia y tecnología. La competencia matemática es la capacidad de desarrollar y aplicar un razonamiento matemático para resolver problemas diversos de la vida cotidiana, haciendo hincapié en el razonamiento, la actividad y los conocimientos. Las competencias básicas en ciencia y tecnología remiten al dominio, la utilización y la aplicación de conocimientos y metodología empleados para explicar la naturaleza. Por ello, entrañan una comprensión de los cambios ligados a la actividad humana y la responsabilidad de cada individuo como ciudadano.

· La competencia digital, que conlleva un uso seguro y crítico de las tecnologías de la sociedad de la información (TSI) y, por tanto, el dominio de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

· Aprender a aprender, competencia vinculada al aprendizaje, a la capacidad de emprender y organizar un aprendizaje ya sea individualmente o en grupos, según las necesidades propias del individuo, así como a ser conscientes de los métodos y determinar las oportunidades disponibles.

· Las competencias sociales y cívicas. La competencia social remite a las competencias personales, interpersonales e interculturales, así como a todas las formas de comportamiento de un individuo para participar de manera eficaz y constructiva en la vida social y profesional. Esta competencia se corresponde con el bienestar personal y colectivo. La comprensión de los códigos de conducta y de las costumbres de los distintos entornos en los que el individuo se desarrolla es fundamental. Un individuo puede asegurarse una participación cívica, activa y democrática gracias a estas competencias cívicas, especialmente a través del conocimiento de las nociones y las estructuras sociales y políticas (democracia, justicia, igualdad, ciudadanía y derechos civiles).
· El sentido de la iniciativa y el espíritu de empresa, que consiste en la habilidad de transformar las ideas en actos y que está relacionado con la creatividad, la innovación y la asunción de riesgos, así como con la habilidad para planificar y gestionar proyectos con el fin de alcanzar objetivos. Las personas son conscientes del contexto en el que se sitúa su trabajo y pueden aprovechar las ocasiones que se les presenten. El sentido de la iniciativa y el espíritu de empresa son el fundamento para la adquisición de cualificaciones y conocimientos específicos necesarios para aquellos que crean algún tipo de actividad social o comercial o que contribuyen a ella. Dicho espíritu debería comportar asimismo una concienciación sobre los valores éticos y fomentar la buena gobernanza.
· La conciencia y la expresión culturales, que suponen la conciencia de la importancia de la expresión creativa de ideas, experiencias y emociones a través de distintos medios (la música, las artes escénicas, la literatura y las artes plásticas).
Estas competencias clave son interdependientes y, para cada una de ellas, se hace hincapié en la reflexión crítica, la creatividad, la iniciativa, la resolución de problemas, la evaluación de riesgos, la toma de decisiones y la gestión constructiva de los sentimientos.



http://europa.eu/legislation_summaries/education_training_youth/lifelong_learning/c11090_es.htm
Plan de estudios 2009 Reforma integran a la Educación Básica. SEP. México 2008.

Publicar un comentario