calidad de los articulos

lunes, 6 de junio de 2016

LA PROPINA

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA



LA PROPINA
                Partimos del concepto derivado de lo que es más acostumbrado La propina (del latín propinare, ‘dar de beber’) es una recompensa generalmente económica que se otorga como agradecimiento por un buen servicio y por el producto consumido.[1]
En la mayoría de los sitios, el cliente decide si da o no una propina y el monto de ésta”.
                La propina más bien es una dadiva que da la persona; y si alguien compromete su trabajo por la propina; entonces está trabajando por dadivas y tanto el que da la dadiva como el que se presta por la misma, cometen una falta.
                Esto viene a colación cuando el día de hoy dos de junio fuimos a la ferretería a comprar algunos materiales; nos cortaron el mismo a la medida, los acomodaron en la camioneta; así cuando pagamos el material nos dieron un precio, sea la cantidad a pagar y en ella no se incluyó nada más cuando pregunte por el corte y el acomodo; el dueño de la ferretería dijo que así estaba bien.
                Cuando tuve la intención de dar la propina al empleado, mi amigo dijo: que me abstuviera porque él tenía un pago por el trabajo que realiza y una dadiva o propina comprometería al empleado ante su patrón, pues este diría, ¿Por qué recibe dinero? ¿Qué compro? ¿Que no me entere? ¿Hará lo mismo cuando no estoy?
Y esto pondría recelo entre el empleado y el dueño; que bien podría pensar o considerar que el empleado es deshonesto.
                Algo tan sencillo como una propina que se da sin pensar que la persona trabaja, porque así se compromete, compromete su palabra, su persona y su servicio; por poco o mucho; eso solo se acuerda por el prestador del servicio y el extra aunque es una modo de apoyar; en cierta forma es un proceso de corrupción; porque siempre se dará o se negara por capricho; lo que se da de ambas partes. Y lo injusto es que si te comprometes a dar un servicio se ha de realizar el mismo en los términos en que te comprometes; la situación se agrava cuando trabajas para otro y tu como intermediario o intermediaria das un servicio pésimo; entonces aunque recibas la propina, te estas corrompiendo; porque tu trabajo no es por las propinas, sino en el compromiso con el que te contrata con el usuario de ese servicio.
Cuando vas a trabajar en un horario de 9:00 de la mañana a 18:00 hrs. No hay porque te premien por llegar temprano o salir a tu hora; ya que se empeña la palabra de la persona y su participación social; si abandono mi espacio o incumplo con las funciones de mi servicio; debe existir una sanción o despido porque yo no se cumplir con mis compromisos; así que no es un castigo el trabajar y cumplir con las comisiones que se me imponen, porque ya estoy de acuerdo con ellas; desde que solicito el trabajo.

The corzo

Publicar un comentario