calidad de los articulos

miércoles, 2 de marzo de 2016

QUIEN PAGARA LA CUENTA

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA

QUIEN PAGARA LA CUENTA
Un grupo de amigos y su servidor salimos de paseo, caminamos un buen trecho, después de ver y pasar por muchos lugares; por fin nos detuvimos y pasamos a comer algo; una hora estuvimos en ese espacio tomando y comiendo al fin de todo llega el mesero con la cuenta y las preguntas que hizo fueron -- ¿Quieren cuentas separadas o en una sola? – la respuesta fue Una sola cuenta; fue el mesero y regreso con una nota de pago y de nuevo dirigiéndose a los comensales la pregunta fue ¿Quién pagara la cuenta?; tres de los comensales tomaron un billete de cierta denominación y lo extendieron; mientras al este tiempo dos se alejaron.
Uno de los que extendieron el billete era un obrero, otro el maestro y el ultimo un pequeño comerciante; mientras los que se alejaron eran un representante sindical y un politiquillo.
 Una vez en casa, pensando en lo que había pasado; al escuchar las noticias sobre los maestros despedidos; y el retiro  de las pensiones a los ancianos comencé a elucubrar. En un país tan grande como México; todos se despachan y se llenan la panza, pero, ¿Quién paga la cuenta? Y como siempre; la respuesta está en la gente que trabaja, esto es el campesino, el obrero, el pequeño comerciante; el ama de casa e incluso hasta el ladrón que roba a sus iguales; pero aquellos que se abstienen de pagar son los políticos y líderes sindicales que solo viven a expensas del pueblo.
El problema actual no está en que ellos vivan del pueblo al que se supone que sirven; pero también quieren que sus hijos roben, engañen y se atrevan a quitar la vida a los que pagan la cuenta y quieran cargar otras cuentas a aquellos que no saben de vacaciones que ven diariamente a sus hijos jugar entre el lodo; viven en casas de cartón; en chiqueros disfrazados de hogar o en cajas en las que se guardan día a día.
Estas personas con su trabajo pagan la cuenta; pero no solo con dinero además agregan sudor, sangre; la vida propia y de sus hijos; mientras que aquellos que viven como parásitos sociales explotan día a día sus pobres esfuerzos.
The corzo
Publicar un comentario