calidad de los articulos

viernes, 7 de agosto de 2015

LA ESCUELA MEXICANA COMO INSTITUCIÓN NACIONAL ACTUALMENTE NO PERMITE A SUS EGRESADOS EL INGRESO A ESCENARIOS DE MAYOR RECONOCIMIENTO SOCIAL

ESTAR ACTUALIZADO CADA DÍA


LA ESCUELA MEXICANA COMO INSTITUCIÓN NACIONAL ACTUALMENTE NO  PERMITE A SUS EGRESADOS EL INGRESO A ESCENARIOS DE MAYOR RECONOCIMIENTO SOCIAL
La escuela moderna como un establecimiento educativo nacional; hoy limita la facilidad que en antaño daba  acceso a escenarios de mayor reconocimiento social a sus alumnos y egresados. Esto adjudica hoy a la falta de  una función que coordinaba los procesos de escolarización en términos de ascenso social: Pues, estudiar es un proceso mecánico y obligatorio que se ha deshumanizado y que hoy vive sobre un núcleo figurativo porque estipula parámetros para la distinción frente a lo que se comprende como una buena educación y una buena escuela y, a su vez, frente a la dicotomía entre exclusión e inclusión: y es que hoy las escuelas a pesar de contar con un plan y programa nacional de E/A;  no enseñan lo mismo, y digamos que en calidad, equidad, eficiencia terminal y efectividad en el logro de los objetivos de aprendizaje esperado; sino porque del ranking de escuelas.
De ese modo, se asocia fuertemente una buena escuela al lugar que ocupan en el ranking de escuelas a nivel local o, estatal o nacional ya en escuelas oficiales o en el ámbito de la educación privada; porque tanto los planteles públicos son malos porque no ofrecen un conjunto de beneficios esenciales en procura de ese ascenso; entre ellos la enseñanza sistemática del inglés y la protección ante fenómenos como el pandillismo y el consumo de drogas. Estudiar en una escuela pública significa recibir educación de baja calidad y estar vulnerable ante los fenómenos señalados y, estudiar en una privada significa básicamente lo contrario.
Con sus reformas y cambios en las políticas sociales el gobierno actual obstruye de muchas formas la manera en que los jóvenes deben integrarse al mercado de trabajo; aunque no hemos llegado al punto de otros países la demanda de empleos para los egresados de educación superior se ve muy limitada.
Y es que el mismo sistema canta los errores y las fallas de sus estudiantes, los errores de sus maestros; siendo que es el sistema educativo mexicano quien los forma; entonces los errores y las fallas no son de los maestros es única y exclusivamente una falla del sistema.
Publicar un comentario