calidad de los articulos

sábado, 29 de agosto de 2015

DESARROLLO SUSTENTABLE Y LA VIDA EN SOCIEDAD

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA



DESARROLLO SUSTENTABLE Y LA VIDA EN SOCIEDAD
                Son pocas las personas que en conciencia se desarrollan dentro de una sociedad en el entendido de un desarrollo sustentable; por medio del cual aportan tiempo, conocimientos, trabajo y habilidades.
                Para la mayoría de las personas el convivir con otros es solo ir y obtener satisfactores; aunque más bien es ir a sacar y botar a diestra y siniestra; por ejemplo cuando un animal obtiene sustento de un árbol deja  el resto de la fruta la cual se integra al suelo, su excremento, sudor, su trabajo alrededor de la planta eliminando bichos que la dañan; esto es existe una simbiosis o un desarrollo sustentable. Este desarrollo sustentable se da en todo el entorno de la planta con los pagaros, los gusanos; los elementos que integran la tierra; etcétera; lo que se entiende como un desarrollo sustentable en un entorno ecológico o natural; los seres humanos por lo contrario; en pocas ocasiones aportan al entorno social; aunque toda la gente absorbe la cultura son pocos los que la acrecientan; son pocos los que aportan a la sociedad; común mente son los más ricos los que más tomas de la misma; pero es muy poco lo que aportan; toman y toman; destruyen y a veces vuelven a construir una sociedad deforme; un Cuasimodo o un Frankenstein social.
                Entendamos que la cultura de un pueblo es una y esta se va acrecentando y diferenciando de las demás integrando nuevos elementos; pero no se trata de que la misma se arme con pedazos de otras culturas o con aquellas muertas; un desarrollo sustentable aporta, integra a lo que ya existe y este amalgamiento no deforma la cultura existente sino que la embellece y la fortalece en el presente.
                Si para nuestro caso el estudiante de la cultura de los pueblos nativos conoce la cultura, la respeta y acepta los cambios naturales en la misma; sin aculturaciones como refiere Elsie Rockwell en su libro (La experiencia etnográfica de Elsie Rockwell analiza la historia y la cultura en los procesos educativos desde una doble perspectiva, la de la experiencia de la autora en etnografía de la educación y la de las relaciones entre antropología e historia como marco referencial para la investigación educativa). Será posible observar el momento en que se rompe por algunos de los miembros de la sociedad mexicana el desarrollo sustentable del país.
                Y el hecho es que lo que se refiere a la cultura del mexicano, se ve reforzado una y otra vez por las conductas caciquiles  de los mismos explotadores y asesinos del pueblo; que no son las mismas personas; pero son iguales  a los explotadores  que han llegado al pueblo una y otra vez.
                Esto se debe a que en México no existe una memoria histórica; por lo mismo el que desconoce la historia está condenado a repetirla; entonces no existe un desarrollo sustentable de la sociedad; porque un líder corrupto; un nuevo cacique llega y toma y se repite la historia cada tantos años; así tenemos un Hernán Cortes; un Antonio de Santana; un Porfirio Díaz; un Elías Calles, Un Carlos Salinas; un Enrique Peña; que han sido ciudadanos que han atentado contra el desarrollo sustentable de la sociedad mexicana y a los que como a tantos solo les interesa enriquecerse con el trabajo de todos los mexicanos.
                Este hecho no es nuevo ha sido algo de siempre muchas familias sostenían sus vidas en sociedad explotando el trabajo de sus hijos; otros de sus esclavos, luego el señor feudal de sus vasallos; los industriales de sus obreros; los encomenderos en la colonia de su encomienda; siempre viviendo del trabajo de otros; esto es para que existiera un ocioso tenía que haber cien personas trabaje que trabaje de día y de noche; en salud y enfermedad; lo que no permitía un desarrollo sustentable de la sociedad.
                Así con los cambios económicos en el país; aparecen ricos y nuevos ricos; los medios eran diferentes; pero las bases siempre las mismas; que son vivir del trabajo de los otros; con el mínimo o nulo  esfuerzo. Un ejemplo sencillo podría ser: Le ofrece el gobierno del país a un empresario extranjero que ponga una empresa que contrate a 300 obreros con el salario mínimo; Este dice que es mucho el capital a invertir; los políticos le dicen; que no tendrá que invertir nada; solo dar su nombre y un numero de inversión; esto le redituara ganancias sobre las producción y sobre el capital mencionado; sin que el suelte un solo centavo, todo saldrá del trabajo de los obreros( a la manera de la Guerra de los pasteles, en tiempos de Juárez). Y es que los mismos políticos electos por la sociedad van contra ella y su sustentabilidad; porque la misma sociedad es capaz de crear y desarrollar su sustentabilidad; pero los líderes políticos, no se interesan en el desarrollo social; más bien en su enriquecimiento personal a la manera de Hank Gonzáles que sostenía el dicho político pobre, pobre político; y es que la sociedad no es sustentable porque no se tenga; más bien porque no existe el deseo de crecer; existe el conformismo y el solo vivir lo que hay. Y no es que no se desee progresar; sino que de muchos años atrás; viene una y otra vez un ataque de los miembros de la sociedad hacia el que progresa. Un ejemplo me lo daba mi abuela hace algunos años.
                Ella tenía terrenos con árboles frutales en Puebla; Cuando tenían buena venta; llegaban los bandoleros y les asaltaban; cuando llevaban sus camionetas cargadas de fruta a la venta en la Ciudad de México; en la carretera otras personas de otros pueblos; les atacaban y volteaban las camionetas al barranco, por lo que se perdía la fruta (de un lado o de otro era lo mismo, porque también ellos, cuando les convenía eran gavilleros) La sociedad así no puede ser sustentable; y aunque tenga sus momentos de desarrollo pasa igual que con lo del petróleo, el milagro mexicano, el turismo nacional, la educación; porque la ambición de uno u la voracidad de muchos; rompe el costal y solo se logran ricos nuevos; para los cuales embrutecerse con vino y llenarse de prostitutas es el convertirse  y el crecer socialmente.
                Para ellos si todos hombres  fueran pendejos y todas las mujeres prostitutas sería una sociedad sustentable; pero se les olvida que su madre también fuera considerada bajo esta reputaciòn; y aunque se haya prostituido y se sepa sobre esa prostitución siempre se respeta la honorabilidad de las personas; porque el desarrollo de una sociedad sustentable se basa en el respeto y el aprecio de los miembros de la misma; en el orgullo de ser parte y de servir como dirigente o como subalterno; porque como refiere el director de Yakult; Carlos Kasuga; todos son importantes en la empresa y el desarrollo de uno; contribuye al desarrollo de todos; así como la falla de uno es la falla de todos.
                

BIBLIOGRAFIA
·         (La experiencia etnográfica de Elsie Rockwell https://nuevomundo.revues.org/41613

Publicar un comentario