calidad de los articulos

miércoles, 5 de diciembre de 2012

LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA
 
video
 

LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE

Pese a las rebeliones un tanto poéticas sobre si existe la enseñanza y el aprendizaje es un proceso mental; lo cierto es que el docente recibe un documento conocido como plan y programas de estudio  que se define como el documento rector en el que se plasman los aprendizajes esperados que constituyen el trayecto formativo de los estudiantes.

                En esta dimensión el trabajo del docente es lograr que el alumno adquiera estos saberes; porque en consecuencia son los que el mismo va a evaluar. No hay en la escuela enseñanza que no se evalué; las estrategias de aprendizaje se evalúan pero siempre que estén en relación con los aprendizajes esperados; entonces el docente ha de poner al alumno frente a frente al conocimiento y buscar la manera de que esto se interrelacionen; anteponiendo el principio que indica que cada persona es responsable de su propio aprendizaje; después de ello; el docente ha de evaluar que tan profunda fue esta relación y que fue lo que el sujeto rescato de la misma.

                El olor, color, forma, sentimiento; entre otras relaciones que el sujeto puede rescatar de la realidad.

                El trabajo del docente se basa en el principio de que nadie puede enseñar nada a nadie; solamente conducir al dintel de su propio entendimiento; visto esto entonces; el maestro que camina a la sombra del templo conduce a sus alumnos a conocer las flores; pero la forma en que las conozca, el amor que desarrolle por ellas; dependen de la persona y sus estrategias para conocer el mundo.

                El docente es responsable de:

·         Identificar gradualmente la profundidad de estos conocimientos en base a un estándar cognoscitivo, procedimental, actitudinal y valoral;

·         Encontrar estrategias por medio de las cuales el alumno alcance los estándares solicitados por la sociedad.

·         Propiciar el logro de aprendizajes permanentes.

·         Propiciar estrategias de aprendizaje personales y efectivas.

·         Impulsar el desarrollo de valores y el aprecio a la cultura y amor a los seres humanos, a la convivencia armónica, el respeto al derecho y a la tolerancia.

·         Impulsar la vida democrática.

·         Impulsar el aprecio a la naturaleza y a la convivencia social

                La enseñanza, propiamente dicha está ligada a la forma en que el docente conduce al alumno al dintel de su propio entendimiento, y no a la forma en que el docente se atribuye el papel del que lo sabe todo y obliga al sujeto a aprender.

                No hay aprendizaje que se encierre en un circulo o en un cubo; si hay evaluaciones que limitan ese aprendizaje a intereses personales o sociales; hay valores que se aprecian dependiendo de las personas o los tiempos; hay conocimientos que todos comprenden y algunos que nadie comprende; pero siempre existe el conocimiento; el docente es el salvaguarda de estos conocimientos con las búsqueda de estrategias para desarrollar las habilidades de las personas que en este caso son sus alumnos, para que desarrollen ese tipo de pensamiento que les de la flexibilidad para entender todo conocimiento y tipo de pensamientos.

                El docente en la escuela como salvaguarda; desarrolla en el sujeto el criterio para elegir el camino a seguir a favor o en contra de las ideas de democracia, libertad; los juicios para aceptar o rechazar; como lo menciona Sócrates en Symposio (banquete) o de la erótica; en el texto  Diálogos de Platón.

                Entonces el docente ha de tener presente en todo momento que no hay aprendizaje que no implique un cierto nivel de enseñanza; pero que lo importante reside en la conciencia del sujeto y en la forma en que este se interrelacione con el objeto de aprendizaje de acuerdo a los perfiles culturales de su conciencia; mismo que el docente va condicionado y llevando a la mejora; por medio de estrategias de aprendizaje entre las que se incluye la evaluación (cíclica, lineal, transparente, trascendente).

                Todo ello nos lleva a considerar, que el tiempo confiere también una calificación al docente; porque como se señala; para poder enseñar hay que vivir e interrelacionarse con el conocimiento y saber que se quiere que aprenda el sujeto y como lo aprenda; pero recordando que no es simplemente vivir en general—mas se refiere – a haber vivido antes el conocimiento que se quiere enseñar; para llevar al aprendiz al dintel de su propio conocimiento; para que este aprenda a aprender.

                El docente debe recordar: que la sabiduría no es propia de la edad; porque la sabiduría tiene su propia forma de temporalidad y de experiencia y se adquiere cuando se interrelaciona y se vive en ella; esto es “el sabio, sabe” porque vive el conocimiento—la experiencia crea un pasado de conocimientos que siempre podemos trasmitir. De ahí que todos seamos capaces de enseñar algo incluso a personas de mayor edad.

 The corzo.

BIBLIOGRAFIA

EL VALOR DE EDUCAR, Fernando Savater; Instituto de estudios Educativos Y sindicales de America.

DIALOGOS, Platón (13), Editorial Porrúa.

PLAN DE ESTUDIOS 2011. EDUCACION BASICA. SEP. México 2011

 

 

 
Publicar un comentario