calidad de los articulos

martes, 24 de abril de 2012

¿QUE ES LA ORATORIA?



¿QUE ES LA ORATORIA?


Para iniciar sobre la forma de tratar el tema nos plantaremos sobre la idea de que la oratoria es el arte de utilizar la palabra en público con corrección y belleza, que debe utilizarse para agradar, persuadir, convencer y conmover. Algunos estudios que nos han llegado por ejemplo en el libro de Alejandro nos dicen que aquellos hombres que han pisado nuestra historia han sido primero grandes oradores.

Como bien se puede decir desde las palabras de Felipe Garrido (como leer en voz alta) a través de la oratoria se llama a las personas y es la mejor forma de entrar en sus corazones. Aunque Felipe se refiere a leer en voz Alta en todos los lugares y saber llegar a través de la voz a interesar al educando en la lectura. Saber, es una habilidad señores, la competencia se manifiesta en saber decirlo. Diría Kapap el esclavo de Sinue el egipcio “Hay que saber hablar para ser escuchado” y no que mis palabras sean un zumbido de moscas para sus oídos.

En el entendimiento de que la oratoria es un don natural dentro de nosotros, aprender a encontrarlo es el arte. De acuerdo a Sócrates que nos menciona que no se puede aprender algo que no se encuentre incubado dentro de nosotros,

ASI QUE EL DOCENTE QUE TRABAJA CON LOS ALUMNOS; TIENE EL PAPEL DE DESARROLLAR AQUELLO QUE SE INCUBA DENTRO DEL ALUMNO CON ESTRATEGIAS QUE AYUDEN A CRECER SU ENTENDER Y SU AMOR POR LAS PALABRAS.

Por tanto  la oratoria que se encuenta al interior  de las personas requiere encontra una salida; por ello , el papel del maestro en la escuela; esta en lograr que el alumno aprenda a encontrar el arte de las palabras para convencer a los otros; sepa emplear los términos necesarios para referir las cosas, las impresiones vocálicas para llegar a los otros a través del sonido que emiten sus palabras

Ya lo decía Aristóteles en el libro de Alejandro existen tres clases de oradores; aquellos a quienes se escucha, a quienes no se puede escuchar, y aquellos a quienes no se puede dejar de escuchar.

Entonces el docente debe dejar muy en claro entre sus alumnos que para ser un orador debemos conocer nuestra voz y aprender a manejarla, para darle un tono suave, duro, dulce, seco o autoritario, manejar nuestro volumen, el ritmo y la altura.

Pero en el desarrollo de esta habilidad no ha de olvidar que la oratoria es un arte que conlleva mucha responsabilidad, aquello que queremos comunicar debemos prepararlo. Pero como se prepara un discurso en oratoria; conociendo a las personas a quienes va dirigido, saber emplear las palabras que se van a exponer, dedicando tiempo a dominar inflexiones, tonos, volumen ritmo y altura del ejercicio, repitiendo una y otra vez hasta lograr el impacto deseado.

Ante todo esto debemos recordar que al hablar debemos de utilizar un lenguaje directo y afirmativo, no tengamos miedo de decir lo que pensamos, aquello en nuestra mente es lo más digno de defensa, es lo único que no se puede ver, solo se puede hacer sentir y transmitir. “No siempre convence más el que tiene más razón, sino el que defiende mejor “su razón”. Históricamente hemos visto situaciones en que un orador a incitado a la guerra, ha detenido conflictos así tenemos a Valentín Gómez Farías con su “los valientes no asesinan” a Benito Juárez con su lema “entre los individuos como entre las Naciones el respeto al derecho ajeno es la paz” y a Adolfo Hitler que con su discurso organizo el exterminio del pueblo judío.

El alumno en la escuela, viene adquiriendo conocimientos por tanto el docente debe dejar muy en claro ante el mismo que aunque al ser orador tiene la libertad de lanzar fuertes argumentos, burlas amables, alusiones irónicas, retratar personajes y describir acciones; debe aprender a moderarse, se claro y preciso; que la burla o la guasa guarden cierto respeto a la dignidad de la persona. Porque aunque la oratoria nos deja desenvolvernos en técnicas de visualización, desarrollo del magnetismo, “sonreír con la mirada”, posturas, gestos, enfoque de objetivos, articulación, modulación y tono de voz; todas estas habilidades se adquieren de manera independiente al desarrollo moral y ético de las personas; y el buen manejo de ellas distinguen a un orador humano de uno que denigra a sus congéneres (cuando les llamo proles). Todos estos atributos son interdependientes unos con los otros y el manejo de ellos son las características de un buen orador. Por ello es que “La oratoria se considera como convicción profunda; puesto que de las palabras que expreses se encuentra llena el alma.

Entendiendo así a la oratoria podemos agregar que esta no es una disertación ordinaria, las ideas se presentan en una forma original, clara, organizada, lógica y estética, para producir el efecto de elocuencia, se eleva del nivel común y causa un efecto emotivo y único a quien lo escucha.

En plan y programas 2011 aparece la oratoria como una de los primeros elementos del perfil de egreso; como resultado del proceso de formación a lo largo de los 12 años que dura la educación básica con el siguiente rasgo:

• Utiliza el lenguaje oral y escrito para comunicarse con claridad y fluidez, e interactuar en distintos contextos sociales y culturales. Además posee las herramientas para comunicarse en una lengua adicional.

• Argumenta y razona al analizar situaciones, identifica problemas, formula preguntas, emite juicios, propone soluciones y toma decisiones. Valora los razonamientos y la evidencia proporcionada por otras y puede modificar, en consecuencia los propios puntos de vista.



Las habilidades orales que adquiere se aplican en todos los campos formativos y se manifiestan como competencias de participación en sus clases y fuera de ellas en la forma en que promueve el manejo de ideas, aprovecha los recursos tecnológicos y aprende a valorar sus potencialidades

Bibliografía:

• http://archivo.elnuevodiario.com.ni/2004/junio/20-junio-2004/opinion/opinion-20040619-03.html

• Plan y programas de estudio. Educación básica SEP. México 2011.


The corzo





Publicar un comentario