calidad de los articulos

domingo, 5 de abril de 2009

LOS FUNDAMENTOS DEL TRABAJO DOCENTE CON NIÑOS CON CAPACIDADES DIFERENTES Y CON DEFECTOS FISICOS

LOS FUNDAMENTOS DEL TRABAJO DOCENTE CON NIÑOS CON CAPACIDADES DIFERENTES Y CON DEFECTOS FISICOS


L.S VIGOTSKI


El defecto y la compensación


Cualquier defecto o deficiencia pone corporal pone al organismo ante la tarea de vencer ese defecto, eliminar la deficiencia, compensar el perjuicio orgánico ocasionado. De este modo, la influencia el defecto siempre es doble y contradictoria; por una parte, el defecto debilita el organismo arruina su actividad, es una minusvalía; por otra parte, precisamente porque el defecto dificulta y altera la actividad del organismo, este sirve de estimulo para el desarrollo elevado de otras funciones y lo incita a realizar una actividad intensificada, la cual podría compensar la deficiencia y vencer las dificultades. Esta ley general, es aplicable de igual forma a la biología y a la psicología del organismo; la minusvalía del defecto se convierte en e incentivo de la compensación, es decir, la deficiencia resulta ser el estimulo para el desarrollo elevado y la actividad. Se distinguen dos tipos fundamentales de compensación; la compensación directa u orgánica y la indirecta o psíquica. La primera tiene lugar en gran parte en el caso de la afección o de la ablación de uno de los órganos pares. Por ejemplo el riñón o los pulmones; el otro órgano que ha quedado se desarrolla de un modo compensador y asume la función del órgano enfermo. Allí, donde la compensación directa es imposible, surge la segunda, el sistema nervioso central y el aparato psíquico del hombre asumen la tarea, creando en el órgano enfermo o deficiente una superestructura protectora de las funciones superiores que garanticen su trabajo. Según la opinión de Adler, la sensación de la deficiencia de los órganos sirve de estimulo constante al individuo para desarrollar la psicología.
La educación del niño con uno u otro defecto físico se apoya generalmente en la compensación indirecta, psíquica ya que la compensación directa, orgánica, de ceguera, sordera y otras deficiencias actualmente no para todos es posible.


Tres tipos fundamentales de defecto


Cualquier defecto se debe analizar desde el punto de vista de su relación con el sistema nervioso central y con el aparato psíquico del niño. en la actividad del sistema nervioso se distinguen tres aparatos diferentes que cumplen distintas funciones: el aparato receptor(relacionado con los órganos de los sentidos), el aparato de respuesta o de trabajo(relacionado con los órganos de trabajo del cuerpo, con los músculos y con las glándulas) y el sistema nervioso central. La deficiencia de cada uno de los tres aparatos influye de una manera diferente en el desarrollo del niño y de su educación.
De acuerdo con esto se deben diferenciar tres tipos fundamentales de defectos: la afección o el defecto de los órganos receptores(la ceguera, la sordera o estas dos juntas); la afección o la deficiencia de las partes del aparato de respuesta, de los órganos de trabajo(invalidez) y el defecto o la afección del sistema nervioso central(la debilidad mental) no solo el tipo de defecto, sino también el tipo de compensación será diferente en los tres casos.


La base psicofisiológico de la educación del niño con defecto.


En esencia entre los niños normales y con capacidades diferentes no hay diferencias—expresa P. Ya. Troshin-- Ambos son personas, ambos son niños y en ambos el desarrollo tiene lugar de acuerdo a las mismas leyes: la diferencia consiste solo en el modo del desarrollo. Cualquier tipo de educación, en resumidas cuentas, se limita al establecimiento de algunas formas nuevas de Conducta (José Moya) a la formación de las relaciones condicionadas o de los reflejos condicionados (hoy competencias). En el aspecto fisiológico, en principio, no existe ninguna diferencia entre la educación del niño normal y del niño con capacidades distintas. Uno de los postulados pedagógicos en boga en la actualidad donde se plantea que los primero son las formas condicionales de la conducta. Esto es que lo que se aprende en la escuela le sirva para desenvolverse como ser humano en cualquier ambiente en el que se desarrolle. Trabajando con el ciego y el sordo de igual forma que con el niño normal con técnicas de enseñanza correspondientes al defecto, pero con tal calidad que no se distinga al niño de los que se consideran normales. Por ejemplo leer con la vista o leer con el dedo, es en principio lo mismo, pero el aspecto técnico es muy diferente. Lo que provoca crear un sistema especial de enseñanza incluye métodos, técnicas y hábitos formales ( que el docente de escuela regular tambien debe conocer). Aunque existe una identidad absoluta en el contenido del plan y programas de estudio a nivel nacional en el proceso educativo de enseñanza. No deja de requerir el desarrollo de habilidades en las personas esto es su autosuficiencia, independencia y desarrollo de competencias para la vida en sociedad y para el aprendizaje permanente, entre otras.

L.S. Vigotski, Obras Cmpletas No. 5

ed. Pueblo y educación, Habana Cuba 1995 pág 160-162

Publicar un comentario