calidad de los articulos

miércoles, 11 de marzo de 2009

Invitación a participar en el blog‏
De: Samuel Avilés Domínguez (ads5608@gmail.com)
Enviado: miércoles, 28 de mayo de 2008 11:36:54 p.m.
Para: Felix Mendoza Garduño (felixmendoza60@hotmail.com
El Compañero Samuel nos invito, a participar y conocer en su blog, el siguiente articulo.


Perfil
Es egresado de la Escuela de Filosofía y Letras de la Universidad de Guanajuato. Cursó la licenciatura en Derecho en la Universidad Lasallista, la Maestría y el Doctorado en el IPEP. Es catedrático en la Universidad Pedagógica Nacional y Coordinador del Grupo Técnico Pedagógico de la sección 13 del SNTE
-
Un nuevo modelo educativo para el México del siglo XXI

Sábado, 25 de Agosto de 2007

El inicio del ciclo escolar 2007-2008 es momento propicio para recordar que el actual modelo educativo es un modelo poco flexible, centralista, descontextualizado de realidades productivas, y desfasado en cuanto a contenidos y métodos. Esto provoca insuficiencias regionales y locales, no tan sólo de recursos, sino de disponibilidad de servicios básicos para las escuelas, los profesores y los educandos. La educación ya no funciona como el gran "paraguas institucional" de crecimiento y aseguramiento de la viabilidad nacional. Hoy, el sistema educativo mexicano, es una colección de políticas públicas desarticuladas, que han coadyuvado al estancamiento, a la confusión de prioridades, y que ya no sirven más a los propósitos nacionales del México del presente siglo. En suma es un sistema que no está acorde con los tiempos sociopolíticos y económicos del país; un sistema para otro régimen, para otro proyecto nacional que quedó rebasado y que no ha sido actualizado desde hace ya varias décadas. En esa virtud, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación consciente de su responsabilidad histórica, elaboró con el diagnóstico del Sistema Educativo Nacional que se integró a partir de publicaciones y reportes del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, de las estadísticas de la Secretaría de Educación Pública y de diversos estudios temáticos de investigadores de la UNAM, UPN, UAM y otras universidades de relevancia, así como con las conclusiones del IV Congreso Nacional de Educación y el Segundo Encuentro Nacional de Padres de Familia y Maestros, un Nuevo Modelo Educativo para el México del Siglo XXI. Sus líneas fundamentales son: el uso de las tecnologías de la información y un rol diferente del maestro y del alumno. Un modelo que implique transitar, en forma gradual, del trabajo docente tradicional a uno de competencias abiertas centradas en el aprendizaje de los alumnos. Entre las tareas más relevantes que deberá enfrentar este proceso de transformación de la educación, se encuentra el de la realización de una reforma curricular a fondo que contemple las siguientes cuestiones: 1. Que articule coherentemente los tres niveles de educación básica en un conjunto que idealmente tendería a ser de doce años con tres ciclos, más la educación preescolar con la cual se completan los 15 años de educación básica que se ha identificado como deseable y necesaria. 2. Que defina mínimos exigibles para cada ciclo y deje espacios de creatividad, buscando incrementar la relevancia del currículo, a partir de su flexibilización y la plena federalización del sistema educativo. 3. Que comprenda mecanismos de evaluación diferentes a los actuales, de suerte que no sean básicamente competitivos y clasificatorios, sino retroalimentadores y estimulantes. 4. Que propicie de manera explícita y operacional la investigación, la reflexión, la creatividad y la estructuración del pensamiento. La reforma curricular debe permitir lograr el pleno desarrollo de las potencialidades de los estudiantes y maestros. Es decir, que los alumnos se conviertan en responsables de su propio aprendizaje, desarrollando las habilidades de buscar, seleccionar, analizar y evaluar la información, asumiendo un papel más activo en la construcción de su propio conocimiento. Que los alumnos asuman un papel participativo y colaborativo en su proceso formativo a través de actividades que les permitan exponer e intercambiar ideas, aportaciones, opiniones y experiencias con sus compañeros, convirtiendo así la vida del aula en un foro de reflexión y contraste crítico de pareceres y opiniones, por último, poner a los alumnos en contacto con su entorno para intervenir social y profesionalmente en él, a través de actividades como trabajar en proyectos, estudiar casos y proponer soluciones a problemas. Por su parte los maestros planearán y diseñarán las actividades necesarias para la adquisición de los aprendizajes previstos, así como definir los espacios y recursos adecuados para su logro. De la misma manera, los maestros tenderán a facilitar, guiar, motivar y ayudar a los estudiantes durante su proceso de aprendizaje, y conducir permanentemente el curso hacia los objetivos propuestos. El magisterio organizado espera que las autoridades educativas valoren en su justa dimensión este gran esfuerzo del SNTE al construir y proponer un Nuevo Modelo Educativo para el México del Siglo XXI pues los primeros beneficiados serán los niños y jóvenes, mismos que son, nuestro mayor tesoro.

*Coordinador del Grupo Técnico Pedagógico de la Sección 13 del SNTE
Publicar un comentario