calidad de los articulos

jueves, 19 de julio de 2012

EL DOCENTE Y LAS IMPLICACIONES DE LA EVALUACION

ESTAR ACTUALIZADO CADA DIA




EL DOCENTE Y LAS IMPLICACIONES DE LA EVALUACION


El acuerdo 200 y 499 a la par que el acuerdo 592 y el programa de estudio 2011, dejan entre ver que la evaluación constituye un elemento y proceso fundamental en la práctica educativa que desarrolla en la escuela y en el aula. Propiamente la evaluación es inseparable del proceso educativo y por ende de la práctica educativa del docente. Permitiendo en cada momento recoger información suficiente para emitir un juicio de aprobación o reprobación.

Es necesario considerar, que debido a la a la concepción que se tiene de la evaluación como un elemento estrechamente relacionado al proceso Enseñanza/Aprendizaje. Pero pocos reconocen abiertamente que en la evaluación se siguen principios psicopedagógicos según la naturaleza del currículo, que considera el Que, como, para qué evaluar.

El proceso de aprendizaje se caracteriza por ser abierto y flexible; como medio para poder adaptarse a las características del alumno, en su forma de aprender, de construir aprendizajes y movilizarlos mismos; por estas características que le hacen especial es que la evaluación es individualizada. Esto es porque en una evaluación inicial que es un diagnostico del alumno, que revisa el docente sobre lo que sabe y necesita aprender y desarrollar se agrega el currículo escolar; el cual impone una evaluación de carácter normativo, estandarizado y con aprendizajes esperados; en donde los alumnos son sistemáticamente comparados y contrastados con la supuesta norma general de rendimiento y logro educativo fijada; a partir de grupos de niños de la misma edad y grado en el que se desarrolla el proceso educativo (ENLACE).

El programa dos mil once deja muy en claro que no se evalúa para clasificar alumnos, aprobarlos o reprobarlos; más bien, se evalúa para orientar; al docente en sus procesos de conducir al alumno hacia el logro de estrategias de aprendizaje, al manejo del currículo programático, a la movilización de saberes al desarrollo de estrategias didácticas, adaptaciones curriculares, entre otras ; y al alumno para guiar el proceso en el cual construye sus aprendizajes, las estrategias de aprendizaje , la movilidad de conocimientos , la coevaluación de las habilidades de trabajo en grupo y la autoevaluación de su trabajo individual en la escuela.

Para cerrar el tema conviene dejar muy en claro que:

1. Una evaluación eficiente debe proporcionar información significativa y cualitativa sobre las dificultades de aprendizaje que se presentan en el proceso, las capacidades de los alumnos para movilizar sus saberes y las estrategias de estudio y de producción de aprendizajes que distingue al grupo.

2. Que la evaluación se aplica al alumno, al docente, la escuela y a los planes de estudio.

3. la evaluación debe proporcionar al docente, a los alumnos y a los directivos el estado de aprendizaje y la cultura que se desarrolla dentro de la escuela



BIBLIOGRAFIA.

• Coll. César, et. al Los contenidos de la reforma. Enseñanza aprendizaje de conceptos, procedimientos y actitudes. Ed. Santillana.

• Plan de estudios 2011. Educación Básica.





Publicar un comentario